Con el objetivo de consolidar la estrategia de que el sector de la construcción sea el principal detonador de la reactivación económica, el Gobierno de la Ciudad de México presentó una serie de acciones emergentes, donde destaca que hasta diciembre de este año ninguna obra en proceso podrá ser clausurada, así como la facilitación de 22 trámites administrativos.

Al realizar el conversatorio público entre autoridades y empresarios, el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) de la capital, Carlos Alberto Ulloa Pérez, explicó que la razón principal para que el sector constructor sea la base de esta detonación económica es que representa alrededor de 70% de la reactivación directa de empleo de la ciudad.

Recordó que desde que comenzaron a implementarse los programas de reactivación local el sector siempre ha fungido como base, sin embargo, para lograr detonar más este objetivo se acordó con los diferentes organismos empresariales, como las cámaras Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) y la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) ejecutar nueve acciones emergentes.

La primera acción es la Prórroga Automática de Trámites, cuyo objetivo es facilitar 22 procesos administrativos relacionados con la construcción, donde sobresale la licencia de relotificación, licencia de subdivisión o fusión, dictamen de Impacto Urbano, licencia de Construcción Especial y registro de Manifestación de Construcción Tipo A.

E funcionario precisó que 11 de los 22 trámites contemplan una prórroga al pago de derechos de manera permanente, mientras que otros dos, que son el Certificado Único de Zonificación de Uso de Suelo y de Suelo Digital, se prorroga el pago del derecho de manera anual.

El titular de la Seduvi informó que la segunda acción es el Acuerdo de facilidades Avenida Paseo de la Reforma, donde los proyectos tendrán un plazo de registro antes del 31 de diciembre del 2021.

“Los proyectos autorizados contarán con facilidades para iniciar construcción de forma inmediata y una vez registrados deberán concluir sus trámites de regularización administrativa antes del 31 de diciembre del 2022”, ahondó.

El secretario detalló que al momento se han registrado 27 proyectos, 24 de ellos sobre Avenida Reforma, de los que se proyecta una inversión de 9,000 a 14,000 millones de pesos, mientras que en obras de infraestructura urbana de 400 a 750 millones calculados, así como una generación de 18,000 empleos directos y 11,800 indirectos.

Mientras que la tercera acción es el Acuerdo de facilidades al Sistema de Actuación de Cooperación Tacubaya y que consiste en establecer un plazo de registro antes del 31 de diciembre del 2021.

Los proyectos autorizados contarán con facilidades para iniciar construcción de forma inmediata, y una vez registrados deberán concluir sus trámites de regularización administrativa antes del 31 de diciembre del 2022.

Cabe resaltar que las obras de integración urbana se van directamente al CETRAM Tacubaya, a vivienda y al mejoramiento de dos mercados de la zona.

En cuanto a la cuarta acción emergente, Facilidades administrativas para la construcción de viviendas, hospitales y escuelas, se publicó el 4 de agosto en una edición BIS en la Gaceta Oficial un acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente para que se pueda iniciar su construcción con el registro y uso de suelo.

Los plazos de cumplimiento son: registro dentro de los tres meses siguientes a la publicación del aviso; inicio de obras y actividades, de seis meses hasta 1 año, dependiendo de los metros de construcción del proyecto y regularización.

Por ejemplo, los proyectos con una superficie total de construcción menor a 10,000 metros cuadrados contarán con un plazo de seis meses contado a partir del día hábil siguiente en que obtengan el registro de las autoridades competentes.

El ámbito de aplicación de dichas facilidades es todo el territorio de la capital, a excepción de Iztapalapa, Iztacalco, Tláhuac, Xochimilco y Milpa Alta, demarcaciones donde se registra falta de agua.

Respecto a la quinta acción emergente, que es Facilidades administrativas para la realización de proyectos inmobiliarios en vías primarias, se informó que el registro de los proyectos se dará dentro de los tres meses siguientes a la publicación del aviso.

El inicio de obras y actividades es de seis meses a 1 año, dependiendo los metros de construcción del proyecto y la regularización antes del 31 de diciembre del 2022.

Ulloa Pérez explicó que el sexto eje es Impulso a la regularización de comercios vía reconocimiento de actividad, donde se creará la figura de uso de suelo para personas que ejerzan actividades en micro o pequeños comercios, servicios e industrias de bajo impacto de hasta 200 metros cuadrados de superficie construida.

“Se tiene identificado que 37% de 170,000 micro y pequeños comercios, que son alrededor de 57, 843, son locales sin uso de suelo autorizado”, dijo.

La séptima acción emergente es el Otorgamiento de facilidades para la construcción de vivienda incluyente, popular y de trabajadores; mientras que la octava es la Reconversión de oficinas a vivienda, donde otorgarán beneficios fiscales para fomentar la transición.

En cuanto a la novena acción emergente, el funcionario puntualizó que es la Suspensión de clausuras por parte del Invea, la cual aplicará hasta diciembre del 2021 y únicamente se realizarán apercibimientos para regularización; sin embargo, no están exentas de clausura las violaciones al uso de suelo, la afectación a inmuebles catalogados y las que se ubiquen en zonas de riesgo inminente catalogado por Protección Civil.

Programas de reactivación, en desarrollo

La secretaria de Administración y Finanzas, Luz Elena González Escobar, afirmó que desde que se presentaron los programas de reactivación económica y los planes para el sector de la construcción, actualmente hay algunos desarrollos.

De acuerdo con el Gobierno de la Ciudad de México, a la fecha se han iniciado 12 proyectos de construcción con 1,155 viviendas (125 incluyentes) con una inversión total de 1,444.5 millones de pesos y 85,619 metros cuadrados de construcción.

Por el Programa de Regeneración Urbana y Vivienda Incluyente se están implementando cinco proyectos con una inversión de 898 millones de pesos y la generación de 3,003 empleos directos y 3,301 indirectos.

Por el Programa de Vivienda para Trabajadores se están construyendo 13 proyectos con una inversión de 936.7 millones de pesos y la generación de 2,325 puestos de trabajo directos y 2,554 indirectos.

Por el Programa de Vivienda Popular y Social hay 78 proyectos en desarrollo y una inversión de 10,419.1 millones de pesos y la generación de 33,290 empleos directos y 36,589 indirectos.

estados@eleconomista.mx