Guadalajara, Jal. El pasado fin de semana entró en operación la primera planta en el país que emplea la nanotecnología para el tratamiento de aguas y la única en el mundo con ese sistema para procesar los lixiviados o líquidos que genera la basura.

La planta de tratamiento opera en el relleno sanitario privado de la empresa Hasar’s, ubicado en el kilómetro 15.5 de la carretera a Colotlán -en la zona conurbada de Guadalajara.

Con una inversión de 20 millones de pesos, la planta transforma los lixiviados en agua limpia apta para el riego de áreas verdes. Antes de finalizar el año, la compañía podría estar generando energía eléctrica a partir del biogás que producen los jugos de la basura, según explicó Juan José Hawa Sarquís, director de Grupo Ecológico Hasar’s.

El centro de tratamiento, que fue instalado por la empresa canadiense Blue Gold, es el primero en su tipo a escala nacional en eliminar de los líquidos de la basura los componentes tóxicos a través de un proceso de nanotecnología.

Según el Director de la compañía, el agua ya tratada podría ser potabilizada. Sin embargo, de momento, será tratada sólo para emplearla en el riego de pastizales que se sembrarán en las 10 hectáreas de terreno de lo que fue la primera celda del relleno sanitario y que actualmente se encuentra ya cerrada al concluir su vida útil.

Aunque tiene capacidad para tratar de 13 a 15 litros por segundo, la planta está purificando en principio 1.3 litros por segundo debido a que el relleno sanitario produce 144,000 litros de lixiviados por día.

Ambas compañías -Blue Gold y el Grupo Ecológico Hasar’s- proyectan expandirse por todo el país, instalando equipos para el tratamiento de todo tipo de aguas, tanto estancadas como en movimiento. Blue Gold trae un proyecto muy fuerte en Sudáfrica para limpiar agua de minas , declaró Hawa.

Bonos de carbono

Desde el 2007 a la fecha, Grupo Hasar’s prevé acceder hacia mediados de este año a los bonos de carbono, alcanzando entre 40,000 y 60,000 Certificados de Emisiones Reducidas, aseveró Hawa.

Sobre el proyecto de generación de energía eléctrica, estimó que, con una inversión de entre 2.5 y 3.5 millones de dólares, entre noviembre y diciembre de este año, el relleno sanitario podría estar generando 8 megawatts por hora a partir del biogás que produce la basura.

[email protected]