Tras anunciar 20 medidas para enfrentar la situación económica generada por el aumento en los combustibles, el titular de la Secretaría de Administración y Finanzas de Guerrero (Sefina), Héctor Apreza Patrón, delineó un plan denominado Compromiso para la Estabilidad y el Desarrollo, con el cual se pretende: ajustar el gasto público, bajar salarios de funcionario y servidores estatales, reducir los gastos de operación pagos de celulares, gasolina, entre otros , transparentar el uso de recursos en oficinas de gobierno y cumplir con los pagos de los compromisos financieros adquiridos por administraciones pasadas.

Otros puntos destacados son mantener los recursos destinados a programa a sociales (pensiones a adultos mayores, becas, apoyos a las clases más vulnerables, entre otros), recortes en dependencias y secretarías, mantener el cobro de algunos impuestos (tenencia vehicular) y solicitar a los poderes Legislativo y Judicial solidarizarse para que tomen medidas de ahorro.

El responsable de las finanzas del estado explicó las medidas de ahorro que se tomarán, recortando 30% el salario del gobernador, 20% a los mandos superiores y 10% a mandos medios. Asimismo, se venderán los bienes y activos de la administración estatal; se reducirá el gasto de operación del gobierno del estado, se limitará el uso de aviones y helicópteros, celulares, además de bajar 30% el gasto en gasolina.

También, el titular de la Sefina anunció la cancelación de la compra de vehículos públicos, excepto en el área de seguridad. En las dependencias, en Comunicación Social habrá un recorte de 30 por ciento.

Apoyos a empresas

En el sector agropecuario se fortalecerán los apoyos y estímulos. El funcionario destacó que se apoyará a las medianas y pequeñas industrias, además se solicitarán créditos por 160 millones para las pequeñas empresas. La secretaría también pidió que el fertilizante siga siendo gratuito para los productores del campo.

Habrá estímulos fiscales para la construcción de viviendas de interés social. Asimismo se incrementará el fondo minero para extracción. La secretaría de Finanzas supervisará a gasolineras que den litros de a litro, esto con el apoyo de instancias federales.

Apreza Patrón afirmó que se vigilará que el precio de los productos básico no aumente, donde principalmente no se registrarán alzas en la masa y la tortilla. En cuanto al transporte público, el secretario informó que el pasaje de Acabús no subirá y se instó a los concesionarios a que mantengan tarifas.

Además, se reducirán algunos pagos como las licencias de conducir donde habrá descuentos de 50%; por otra parte, habrá cero tolerancia a la corrupción, así como la de exhortar a los demás poderes al ahorro.

estados@eleconomista.mx