Después de que la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México diera a conocer su postura de que no se debe restringir la comida chatarra, como en Oaxaca, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró que se comunicará con las cámaras empresariales de la urbe.

En videoconferencia, la mandataria reconoció que si bien aún no está claro el tipo de legislación que se aplicaría para la urbe, ya trabaja con los diputados locales para ver qué tan factible sería replicar la iniciativa aprobada en Oaxaca, donde se le prohíbe la venta de alimentos chatarra a menores de edad.

“Estamos trabajando con los diputados para ver si es factible hacer una legislación similar en la Ciudad de México, y aquí lo que nos guía, fundamentalmente, es la salud de los niños y las niñas. Ya hablaremos también con las cámaras (empresariales) para ver este tema”, refirió.

Claudia Sheinbaum expuso que es importante revisar el panorama de comida chatarra y su relación con la obesidad, ya que por el Covid-19 se ha notado más la gravedad de este problema.

“Algo que ha dejado la pandemia o que ha abierto la pandemia –lo ha mencionado varias veces el presidente de la República y obviamente la Secretaría de Salud, el propio Instituto Mexicano del Seguro Social–, es la gravedad del Covid-19 en las personas que tiene diabetes, hipertensión, obesidad. Esto se debe, fundamentalmente, a muchos años en donde se abandonó la prevención de la salud y particularmente no hubo ninguna orientación hacia una vida saludable, que tiene que ver con la limitación de grasas saturadas, azúcares, etcétera”, recalcó.

El domingo pasado, la Canacope Ciudad de México dio a conocer su posicionamiento, así como un estudio, donde se señala que no se debe restringir la comida chatarra en la urbe, ya que se retrasaría el proceso de recuperación económica local.

estados@eleconomista.mx