Cancún, QRoo.- El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) presentó al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, el proyecto de construcción de una obra de desvío provisional de Cancún a Playa del Carmen, así como los estudios científicos que se realizan para dar solución a la problemática de la Carretera Federal 307 — por donde correrá al centro el Tren Maya—, afectada desde hace un año por hundimientos en la carpeta asfáltica que ponen en riesgo a miles de vehículos que circulan diariamente. 

Raúl Bermúdez Arreola, encargado de despacho del Centro Integralmente Planeado (CIP) Cancún, confirmó la construcción de una obra de desvío provisional sobre la servidumbre de paso de las líneas de alta tensión de la CFE del lado continental, para lo cual Fonatur esta semana inició los trabajos preliminares y estará concluida en 60 días.

Resaltó que esta vialidad alterna tendrá una longitud de 22.7 kilómetros, con circuitos de acceso para dar una movilidad eficaz y permitirá desahogar el tránsito vehicular en la carretera federal de Cancún hacia Playa del Carmen. En tanto paralelamente se atienden las dos zonas con problemas en el subsuelo ubicadas en la vía federal con el apoyo de un grupo de expertos en ingeniería civil, geología y geofísica, con base en un protocolo de exploración de riesgo.

Sobre el caso de la fractura ubicada en el kilómetro 265+500, se presentó el avance de los estudios geotécnicos y la solución definitiva a la problemática que presenta la vialidad y se expuso al gobernador de Quintana Roo que el lunes pasado se iniciaron dichos trabajos.

Acerca de la más reciente fractura en la carretera, ubicada en el kilómetro 307+650, se informó que se continúan con los estudios geotécnicos y de geofísica, y el siguiente lunes se presentará el proyecto de la solución definitiva.

Se manifestó el compromiso de Fonatur de afectar lo menos posible a la industria turística y los usuarios de la carretera federal, por lo que ahora se decidió trabajar en la construcción de una obra de desvío provisional, en lo que también se inician las obras físicas del Tren Maya.

Presión empresarial

El pasado 25 de mayo, la delegación en Cancún de la Asociación Mexicana de Agencias de Viaje envió una misiva al gobierno federal ante las severas afectaciones por el cierre parcial de la carretera Cancún-Playa del Carmen derivado del socavón en la carpeta asfáltica a la altura del Cirque Du Soleil.

Sergio González Rubiera, presidente del organismo a nivel local, dijo que urge que “de una vez por todas” reparen esa falla en el tramo entre Puerto Morelos y Playa del Carmen, pues desde hace meses se mantiene la circulación solo con un carril por lado, sin que se vea obra o siquiera que se manifieste alguna autoridad sobre la situación.

“Aparentemente no hay obra. Lo único que hicieron fue poner conos para reducir a un carril por lado, lo que genera un tráfico tremendo y en horas pico hay quienes pasan 40 minutos en este cuello de botella. No es solo una incomodidad para los turistas, que llegan tarde a sus excursiones y pasan tiempo extra en la carretera, adentro de un vehículo, sino para miles de ciudadanos que diariamente transitan por esta vía”, expuso.

González Rubiera acusó a las autoridades federales de nuevamente demostrar que no les importa el turismo, toda vez que se trata de una de las carreteras más importantes del país, al conectar dos de sus principales destinos, Cancún y la Riviera Maya, pero que pese a ello la han mantenido sin reparaciones desde hace más de un año.

"Ya son muchos los socios de la AMAV quienes les han dicho que reciben quejas de turistas, molestos pues no esperaban pasar tanto tiempo adentro de un vehículo, en viajes que de una hora se transforman en hora y media o hasta dos horas. La fragilidad de la zona incluso pone en duda la seguridad del tren maya”, se expone en la misiva, en la cual se remata: “además a la 4T se les caen los trenes”.

kg