Cancún, QR. Luego de que se reabriera Malecón Tajamar a la circulación vehicular la semana pasada, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) “está batallando” para que se haga efectiva la póliza del seguro que cubría algunos de los daños que sufrió el sitio, luego de varios años de abandono y falta de mantenimiento.

Alejandro Varela Arellano, director jurídico del Fonatur, explicó que en los más de tres años que este lugar quedó cerrado sufrió el robo de cableado subterráneo y luminarias, así como del transformador que abastecía de energía el sitio.

“Algunas de esas situaciones las cubría el seguro, estamos batallando para el pago de la póliza; estamos obligados a reabrir el sitio, pero en condiciones dignas para la gente”, explicó el funcionario.

El ayuntamiento de Benito Juárez dio a conocer que el seguro que el Fonatur espera cobrar asciende a 6 millones de pesos. La póliza cubría casos de incendio, pérdidas consecuenciales, responsabilidad civil, robo y asalto, rotura de cristales, caída de anuncios luminosos, cobertura de territorio y sabotaje.

Asimismo, precisa que la empresa con la que está contratado el seguro es Seguros Inbursa.

Luego del litigio que concluyó con la victoria de grupos ambientalistas que lograron el amparo definitivo que cancela en definitiva la posibilidad de construir cualquier tipo de infraestructura urbana en las 72 hectáreas que conforman todo el complejo, se tramitó y fue concedido un nuevo amparo que exigía tanto al ayuntamiento de Benito Juárez como al Fonatur reabrir el sitio y dar el mantenimiento necesario para el uso cotidiano de sus vialidades.

Sin embargo, una activista ambiental impugnó dicho amparo, alegando que la reapertura de Malecón Tajamar ponía en riesgo la victoria ciudadana de poder conservar la flora y fauna que ahí habita.

Finalmente, el resolutivo de tribunales desechó dicha queja y la semana pasada se reabrió Malecón Tajamar.

Rehabilitación

Varela Arellano reconoció que en tanto estuvo en trámite dicha resolución, el Fonatur estaba impedido a ingresar y realizar trabajos de mantenimiento en el sitio, no obstante, ahora que se ordenó la reapertura la dependencia insistirá en hacer valer la póliza para poder solventar los gastos que implica rehabilitar la iluminación y el suministro eléctrico, entre otras necesidades que requiere el complejo.

En una entrevista previa, Rogelio Jiménez Pons, director general del Fonatur, comentó que desde hace meses estaban peleando por hacer efectiva la póliza de seguro contra daños al complejo, pues durante el tiempo que estuvo abandonado se robaron el equivalente a 20 millones de pesos en luminarias, cableado, registros de drenaje y demás equipamiento urbano dentro de las 72 hectáreas que comprenden toda el área.

Jiménez Pons refirió que a ello se suma que tampoco han definido qué sucederá con las estructuras que comenzaban a construirse cuando estalló el conflicto, como la torre Infinity de 20 pisos que se clausuró cuando estaba ya casi concluida y tuvo que ser clausurada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente al interior de Malecón Tajamar por falta de Manifestación de Impacto Ambiental.

Ambos funcionarios han asegurado que por el momento el Fonatur no tiene algún reclamo por parte de los empresarios que adquirieron terrenos dentro de Malecón Tajamar, por lo que no están obligados a desembolsar recursos por concepto de indemnización.

[email protected]