La empresa Grupo Concesionario de México (filial de Pinfra) fue la ganadora de la licitación bajo la modalidad de asociación público-privada (APP) para el diseño, construcción y operación por 30 años de la autopista Real del Monte-Entronque Huasca, con una extensión de 9.4 kilómetros, en Hidalgo.

La propuesta económica aprobada por la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial estatal plantea una inversión total de 2,216.9 millones de pesos, de los cuales la empresa aportará 1,522.4 millones como capital de riesgo y se solicitó una subvención de 1,049.2 millones de pesos.

En la oferta que hizo la filial de Pinfra no se contempla ningún tipo de financiamiento adicional.

El contrato se firmará el 26 de abril para iniciar los trabajos constructivos cuatro días después, a fin de que en septiembre del próximo año entre en operaciones la autopista que tendrá dos túneles, seis viaductos, dos entronques a desnivel, dos rampas de emergencia para frenado y una plaza de cobro.

“Con el proyecto se busca fortalecer la conectividad carretera en Hidalgo. Se pretende resolver un punto de conflicto formado en una de las zonas más sinuosas del recorrido y complementar los tramos ya modernizados entre Pachuca y Real del Monte y entre el Entronque Huasca y Cerro Colorado, además de ofrecer un ahorro en los costos de transporte y una reducción del índice de accidentes”, explicó la dependencia.

El año pasado, la secretaría declaró desierta la primera licitación de esta autopista debido a que el consorcio formado por Constructora y Edificadora GIA +A y Vise, el único que entregó ofertas técnicas y económicas, no superó la evaluación técnica.

Dicho grupo volvió a participar y tampoco logró superar los requerimientos técnicos requeridos y ya no se abrió su oferta económica. La misma situación vivieron Jaguar Ingenieros Constructores y la dupla Prodemex-Desarrollo de Terracerías.

Por lo anterior, Grupo Concesionario de México fue la única empresa a la que se evaluó toda la documentación entregada.

Como parte de la licitación, el mes pasado, la dependencia informó a Prodemex, Grupo Concesionario de México y Jaguar Ingenieros que les faltaban algunos documentos financieros requeridos en sus propuestas y les ofreció un plazo para entregarlos. A pesar de que GIA y Vise no tuvieron ese requerimiento, no tuvieron éxito en el concurso.

En los 30 años de concesión, la empresa ganadora tiene que contemplar 24 meses para la construcción y la determinación explícita de las tarifas.

estados@eleconomista.mx