La cuarentena y las medidas de distanciamiento social para contener la propagación del coronavirus (desde el 23 de marzo) han afectado significativamente el turismo en México. La tasa nacional de ocupación hotelera cayó 21.2% en el primer cuatrimestre del 2020, en comparación con el mismo periodo del 2019.

De acuerdo con un reporte de Moody’s, Quintana Roo, Baja California Sur, Nayarit y Guerrero serán los estados más perjudicados, ya que son los que más dependen del turismo en México. Los servicios de alojamiento temporal, alimentos y bebidas representaron 24.5% del PIB estatal en Quintana Roo, 13.3% en Baja California Sur, 12.5% en Nayarit y 5.5% en Guerrero.

El semáforo epidemiológico, al 7 de julio, ubica a Quintana Roo, Baja California Sur y Guerrero en naranja, mientras que Nayarit en rojo.

“Si bien una clasificación verde permitiría una recuperación más rápida de las tasas de ocupación, la recuperación total estará sujeta a un incremento en el número de turistas internacionales y nacionales. Esto podría tardar más tiempo, ya que las personas no están dispuestas a viajar debido a las cuarentenas forzadas o recomendadas que algunos países han estipulado a su regreso, así como por la falta de una vacuna o un tratamiento eficaz. México depende en gran medida de los turistas provenientes de Estados Unidos y de Canadá”, añade la agencia.

En dichos cuatro estados, las tasas de ocupación hotelera han disminuido significativamente, en un promedio de 31.7%, y las tasas de empleo en el sector de servicios alojamiento temporal y preparación de alimentos y bebidas disminuyeron 5% en promedio, en los primeros cuatro meses del año. “Como resultado, esperamos una contracción en la recaudación de los impuestos al hospedaje y sobre nómina, en nuestro escenario base y de estrés. Las participaciones federales también disminuirán, debido a la contracción de los ingresos propios y del PIB estatal”.

Asimismo, la calificadora estima que tan sólo el impacto del coronavirus en el turismo conduciría a una pérdida de 4.8% del PIB de Quintana Roo, 2.9% del PIB de Baja California, 3.1% del PIB de Nayarit y de 1.3% del PIB de Guerrero.

estados@eleconomista.mx