Después de que Donald Trump asuma la Presidencia de Estados Unidos, la disminución de los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) de Estados Unidos hacia México representa un riesgo para la economía nacional durante este año, aunque a nivel estatal, las magnitudes son mixtas.

Entre el 2010 y el tercer trimestre del 2016, el territorio mexicano captó 200,521.7 millones de dólares de IED, con una participación de 39.0% de las empresas estadounidenses, lo que hace a Estados Unidos el principal emisor; en segundo lugar se ubicó Países Bajos con 10.8% de contribución, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

A nivel estatal, sólo en ocho entidades federativas la participación de la economía estadounidense en la IED total de éstas rebasa 50.0% en el periodo referido; los mayores coeficientes de aportación se ubican en el norte del país: Chihuahua (68.8%), Coahuila (68.7%), Sonora (65.6%), Baja California (63.1%) y Tamaulipas (57.9 por ciento).

En sentido contrario, las entidades que ostentan una mayor diversidad de mercado son Oaxaca (6.8% de contribución estadounidense), Zacatecas (9.9%), Guerrero (17.0%), Morelos (17.4%), Durango (18.8%) y Michoacán (20.0 por ciento).

Además, en el acumulado del 2010 a septiembre del año pasado, en 14 territorios del país la inversión de Estados Unidos no ocupa el primer lugar.

Por ejemplo, en Nuevo León la nación con mayor participación en su IED es Países Bajos (con 35.0% del total); en Guanajuato es Japón (27.1%); en Veracruz es Brasil (31.4%), y en Puebla es Alemania (45.1 por ciento). En estos casos Estados Unidos se coloca en el segundo peldaño.

En este tenor, destacan Zacatecas, Oaxaca y Morelos. En el primer estado, la aportación de Estados Unidos es de apenas 9.9% del total captado, detrás de Canadá (44.8%), Bélgica (22.0%) e Islas Vírgenes Británicas (12.2%); en la segunda entidad, la primera economía mundial contribuye con 6.8%, lejos de Bélgica (38.0%) y España (43.2%), mientras en Morelos se posiciona en cuarto lugar de participación, teniendo por delante a España, Japón y Países Bajos.

estados@eleconomista.mx