Monterrey, NL. Aunque el número de personas ocupadas –en sector formal e informal- en el país y en Nuevo León ya superó a los que había previo a la pandemia, está creciendo el número de trabajadores que en el segundo trimestre del 2021 ganaron menos que en el primer trimestre de 2020, en los grupos de hasta un salario mínimo y hasta dos salarios mínimos.

Un análisis de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Nuevo León, con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), indica que en el segundo trimestre se registraron 2 millones 029,177 personas más en el país y 102,372 personas más en el estado con un menor ingreso, en comparación con el ingreso que percibían en el primer trimestre de 2020.

Es decir, que a nivel nacional al comparar el segundo trimestre de 2021, contra el primer trimestre de 2020, la tasa de hasta un salario mínimo aumentó 15.1%, mientras que en el estado se incrementó 20.2 por ciento.

En el caso de hasta 2 salarios mínimos, la tasa se incrementó 0.5% a nivel nacional, en tanto en Nuevo León tuvo un crecimiento del 18.5%, en el periodo antes mencionado.

En el segundo trimestre del año había en el estado 2 millones 766,481 de personas ocupadas –como asalariados, empleadores, trabajadores por cuenta propia, entre otros formales e informales--.

Las tasas negativas en los segmentos de tres a cinco salarios mínimos y más de cinco salarios mínimos en Nuevo León resultaron inferiores a las registradas en el país, lo que significa que la problemática de ingresos es peor a nivel nacional, menciona el análisis.

Por ejemplo, en Nuevo León, el número de ocupados con ingresos de más de 5 salarios mínimos disminuyó en -37,560 personas, lo que significó una baja de -20.5%. A nivel nacional esa cifra fue de -357,437 y representó una disminución de -23 por ciento.

El director de Coparmex Nuevo León, Iván Rivas Rodríguez, comentó que en la medida que la productividad crezca, los ingresos de las personas ocupadas también lo harán.

“Ante la falta de apoyos de parte del sector público federal, las personas tuvieron que empezar de cero en sus actividades productivas. En la medida que sus negocios crezcan, que la economía mantenga su dinamismo, aumentará la productividad y también los ingresos”.

En Nuevo León, la situación es mejor que la del resto del país, debido a que su economía está altamente correlacionada a la actividad manufacturera de Estados Unidos, destacó.

kg