Monterrey, NL. Las ventas de autos seminuevos de lujo registraron una caída de hasta 40% en el 2011 en Nuevo León, debido al incremento de los robos, que en julio alcanzaron el número más alto, con 1,364 denuncias en toda la entidad.

También, como consecuencia de la inseguridad, se redujo la cantidad de socios de la Asociación Regiomontana de Comerciantes de Automóviles (ARCA), al pasar de 84 en el 2010 a 70 el año pasado, ya que algunos de ellos sufrieron amenazas de la delincuencia organizada y ante el temor prefirieron salir de esta entidad y cerrar sus negocios.

Arturo Rodríguez Martínez, presidente de dicho organismo, dio a conocer que los patrones de consumo y comportamiento han cambiado.

Ante la inseguridad que prevalece en Nuevo León, la gente lo que quiere es menos notoriedad y -por ello- están optando por comprar autos seminuevos en vez de un carro del año, y mucho menos de lujo. Ante esta situación, sus patrones de consumo han cambiado, en vez de gastarse 300,000 pesos están optando por destinar 150,000 pesos o menos para comprar un vehículo, por lo que terminan adquiriendo un seminuevo , dice.

Entrevistado por El Economista, agrega que solamente en el municipio de San Pedro siguen circulando los autos de lujo, como Mercedes-Benz, BMW, Lincoln y Hummer; sin embargo, en otros ayuntamientos -como Monterrey, San Nicolás, Guadalupe, Santa Catarina, Escobedo, Santiago, García y Villa de Juárez-, esa clase de autos prácticamente no se ven en las calles.

Añade: Desde el año pasado se incrementó la tendencia por los autos compactos y subcompactos de corte económico, como los Chevy, Monza, Tiida, Sentra y Malibu, entre otros, esto ante la inseguridad .

Panorama alentador

Pese a todo, el sector de autos seminuevos en Nuevo León estima para el 2012 un incremento en sus ventas de 10%, para alcanzar la cifra de 36,960 unidades colocadas, principalmente de vehículos subcompactos y medianos.

Refiere que el hecho de tener menos competencia, un aumento a los impuestos en la importación de autos extranjeros, un incremento en la paridad cambiaria, e incluso la desaceleración económica, son elementos que favorecerán al sector en este año.

Comenta que en el 2011 registró un alza de hasta 5% en las ventas, con un promedio de 2,800 por mes, para cerrar el año con la colocación de 33,600 vehículos.

atorres@eleconomista.com.mx