Guadalajara, Jal. Pese a los factores económicos adversos, la cifra de visitantes nacionales y extranjeros que llegarán al estado aumentará este año entre 3 y 4% en comparación con los 24 millones que arribaron en el 2016, afirmó el titular de la Secretaría de Turismo de Jalisco (Secturjal), Enrique Ramos Flores.

Al hacer un balance preliminar del periodo vacacional de verano, el funcionario estatal afirmó que los destinos de playa en la entidad registran una ocupación promedio de 90% y los fines de semana alcanzan 100%, mientras la zona metropolitana de Guadalajara registra 65% de ocupación hotelera.

Por lo que respecta a los destinos de montaña les está yendo bien; en San Sebastián del Oeste, Mascota, Talpa, Mazamitla y Tapalpa (todos Pueblos Mágicos) se observa un buen flujo de visitantes , indicó Ramos Flores.

El titular de Secturjal destacó el caso de la playa incluyente de Cuastecomates que, dijo, se ha convertido en un atractivo importante tanto para el turismo nacional como internacional.

Dicho por los propios prestadores de servicios, Cuastecomates en dos años incrementó 300% el número de visitantes , señaló el funcionario.

De acuerdo con el Instituto de Información Estadística y Geográfica, el sector económico de servicios de alojamiento temporal captó Inversión Extranjera Directa (IED) por 16.3 millones de dólares en el primer trimestre de este año, y hasta mayo pasado registró 27,135 empleos directos.

Tradiciones

En tanto, el titular de Secturjal lamentó que las calandrias, uno de atractivos con mayor tradición en la capital jalisciense, vayan a ser sustituidas por vehículos motorizados.

La semana pasada, las comisiones edilicias de Gobernación y la de Centro, Barrios Tradicionales y Monumentos, aprobaron la iniciativa del alcalde tapatío, Enrique Alfaro, para que las calandrias dejen de usar caballos y que el municipio reciba en donación 55 automóviles eléctricos que sustituirán a los equinos.

Respeto la decisión de la autoridad, pero yo nací en Guadalajara y me gustan las tradiciones , afirmó Enrique Ramos.

[email protected]