La Escuela Bancaria y Comercial (EBC) campus Querétaro busca fomentar el emprendimiento en sus alumnos, a través de sus programas educativos, destacó Mario Alberto Esquivel Vilchis, director del campus estatal.

Mencionó que el objetivo es generar una actitud más proactiva, que permita a los jóvenes explorar oportunidades distintas en la actividad productiva, más allá de emplearse en una empresa. De esta forma, pueden generar una mayor economía y fuentes de empleo.

El modelo educativo que traemos es un modelo basado en competencias y desde el segundo semestre los estudiantes están trabajando en modelos emprendedores. Así, lo que se busca es desarrollar modelos de negocio con valor agregado, que no solamente sea la tiendita o la papelería, sino que vayamos más allá de eso , sostuvo.

Agregó que, incluso, en algunas carreras, cuando los jóvenes cursan el octavo semestre ya deben tener un proyecto de negocio viable, que bien pueden continuar cuando terminan sus estudios como un plan a largo plazo.

Una de las actividades que hace la EBC es que tiene muchas materias que consideran el desarrollo de planes de negocio, porque ahora sí se está preparando a universitarios que sepan hacer planes de negocio con metodologías innovadoras, con aspectos como el marketing electrónico, y así se provee de herramientas a hombres y mujeres para que se vean como empresarios y logren ser empresarios, más que unos empleados , enfatizó.

Así mismo, comentó que en el campus estatal, la institución cuenta con una incubadora de negocios, con lo cual se busca consolidar las ideas de los emprendedores.

Inclusión femenina

Respecto de la participación de mujeres en el tema de emprendedurismo, el directivo de la EBC dijo que actualmente se ve a generaciones más empoderadas, jóvenes que cada vez toman más actividades y actitudes de liderazgo, y trabajan más en equipo, con lo que buscan sobresalir con un espíritu competitivo.

Es una actitud que incluso, consideró, se está trabajando desde los hogares, donde las expectativas de vida son distintas. Y eso les está ayudando a que se les abran puertas .

lucero.almanza@eleconomista.mx