Una aparatosa tormenta incrementó el caudal del crecido río Bravo, los lugareños residentes aguas abajo se preparaban para una crecida que obligó ya a clausurar dos puentes internacionales y ocasionó evacuaciones en ambos lados de la frontera mexicano-estadounidense.

Los residentes de aldeas como Roma y La Grulla fueron evacuados en anticipación a la crecida. Se prepararon refugios para los residentes de los barrios levantados en zonas bajas y el último ferry manual entre Estados Unidos y México fue sacado de la corriente del río Bravo por segunda vez en esta semana.

Una depresión tropical que tocó tierra el jueves justo al norte de la desembocadura del río Bravo probablemente agregará hasta 20 centímetros de lluvia en los ríos y pantanos del sur de Texas acrecentados la semana pasada por el huracán Alex.

En Rio Grande City, en el condado de Starry, el caudal del río superó los 15 metros y es posible que supere los 16 metros el domingo. Rige una advertencia de inundaciones súbitas para la parte baja del Valle del Río Bravo hasta el viernes por la noche.

La Comisión Internacional de Límites y Agua, que regenta las represas, embalses, y parapetos a lo largo del Río Bravo, aumentó el jueves el caudal de los aliviaderos de la Represa Falcon, al oeste de Roma, y desvió parte del caudal del río a un tramo más amplio cerca de Mission.

KLM