Querétaro, Qro. Ante el aumento en contagios de Covid-19 que vive la entidad, comercios ya estudian nuevos esquemas para fortalecer los protocolos sanitarios e inhibir los riesgos de propagación del virus.

Entre estas nuevas medidas, las delegaciones de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope) y de la Cámara Nacional del Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) estudian la posibilidad de solicitar certificados de vacunación para ingresar a los establecimientos.

La petición de los certificados podría realizarse una vez que concluya la jornada nacional de vacunación, estimó el presidente de Canacope en Querétaro, Sergio Martínez de León.

“Puede llegar algún momento en que terminando la jornada de vacunación también podamos exigir como comercio seguro un certificado de vacunación, no queríamos empezar con este tipo de medidas, pero al ver que no estamos llegando a las metas de vacunación de 30 a 39 años y que los jóvenes también tienen desinterés también nos vamos a sumar a Canirac y Canaco, de exigir un tema de certificado cuando se llegue a 100% del programa de vacunación en México”, planteó.

 La cámara de comercio también estudia la misma medida con el objetivo de fortalecer los protocolos y garantizar espacios de menor riesgo, expuso el presidente de Canaco local, Fabián Camacho Arredondo.

“Exploraríamos la posibilidad de aplicar protocolos que garanticen espacios de menor riesgo de contagio, uno de los puntos es fomentar el proceso de vacunación, la conciencia sobre la importancia de la vacunación en la reactivación económica. Y al mismo tiempo tener la posibilidad de que el comprobante de vacunación pueda brindar certeza a quienes asisten a un espacio son parte de los protocolos que buscamos fortalecer como comercio organizado y formal”, destacó.

Frente a la tendencia al alza en contagios, Querétaro continúa en Escenario A, reiteró el Comité Técnico de Salud al exponer que seguirá el monitoreo permanente del comportamiento de la enfermedad por medio del análisis del número de casos activos, positividad y ocupación hospitalaria.

Los integrantes del comité coincidieron en que la coordinación entre gobierno, instituciones y sociedad permite mantener las medidas vigentes de movilidad; reiteraron que la sinergia y responsabilidad compartida son fundamentales para mitigar la enfermedad, debido a que no hay riesgo cero.

Entrenamiento social

Expusieron que actualmente se enfrenta a un virus cuatro veces más contagioso al de hace un año, por lo que la única ventaja –en relación con 2020– es el entrenamiento social mediante el uso de medidas no farmacológicas, como el lavado de manos con agua y/o alcohol gel, el uso de cubrebocas, procurar la sana distancia, desarrollar actividades en espacios abiertos y debidamente ventilados, así como limitar la movilidad a lo estrictamente necesario.

La entidad suma 1,234 casos activos, de acuerdo con el corte de información al 30 de julio, una diferencia de 121 casos en relación con el día previo del reporte.

En los tres indicadores –que mide el estado para determinar un cambio en restricciones de movilidad–, hay una tendencia creciente. En la hospitalización semanal, al 30 de julio, es de 31%, mientras que el promedio semanal es de 24.6%, para pasar al Escenario B se debe superar 30% de hospitalización; en positividad semanal, el indicador es de 25.8%, lo cual está en el parámetro del Escenario B y en casos activos, la cifra llega a 1,234, aún dentro del Escenario A, para pasar al B se tendría que llegar a 1,750 casos activos.

estados@eleconomista.mx

kg