La sequía y la inseguridad en el norte del país ha generado incrementos de hasta 10% en los precios de alimentos perecederos que se venden en la Central de Abasto de Querétaro, lo reporta su administradora Alejandra Rodríguez Mendoza, quien indicó que ha decidido voltear a comprar a proveedores del sureste.

La mayoría de las mercancías que se compran para venderse en la Central de Abasto provienen de entidades norteñas, donde los efectos de ambos fenómenos como la sequía y la inseguridad inciden directamente en los precios, como en granos y cítricos.

Ante esta situación, los precios se han elevado, pero no se espera que el alza en los proveedores genere una escalada abrupta de precios, ya que por parte de los locatarios de la central buscan aguantar los precios para no afectar el precio al consumidor, teniendo como limite el primer semestre de este año.

Apretar el cinturón en cuanto a las utilidades y las ganancias, tratando de mantener si no a 100% los precios que se vendieron el año pasado, pues tratar de solventar este aumento, incluso hemos cambiado de proveedores y vemos más hacia el sureste y tratar por medio de logística mejores opciones , explicó Alejandra Rodríguez.

Compradores

Los vendedores de la Central de Abasto compran sus mercancías a productores de estados como Sonora, Chihuahua, Sinaloa y Baja California, entidades que pasan por capítulos graves en la inseguridad, como también sucede en Veracruz. Se ha visto afectada la compra de las huertas de todos los productos por la misma situación y se ponen en peligro y no sólo es la cuestión de las sequías, agregamos un factor más, que es la violencia , dijo la administradora.

Ante el cambio de horizontes en los proveedores de mercancías del sureste del país, no significa necesariamente que se presentan aún más alzas en los precios, ya que la infraestructura carretera que hay ayuda a abatir costos.

De seguir apretando el cinturón para evitar alzas a los precios para el consumidor, tomarían una decisión hasta el segundo semestre del año, cuando habría que considerar alternativas para que los efectos de estos fenómenos peguen al cliente.

[email protected]