El titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas (Seplafin) de Colima, Carlos Arturo Noriega García, afirmó que el gobierno estatal goza de estabilidad financiera, con fortalecimiento gradual y sostenido.

“Para lograr estabilidad necesitábamos garantizar orden en las finanzas, lo que fue posible gracias al análisis minucioso y a la toma de decisiones no sólo oportuna sino también correcta”, indicó el funcionario estatal durante su comparecencia el Congreso local.

Añadió que el equilibrio entre manejo de los ingresos y el gasto gubernamental ha sido un trabajo de invariable orden y disciplina, cuyos avances se reflejan ya en el comportamiento positivo de diversos indicadores, y que se van a preservar como objetivo central para el manejo de las finanzas, evitando regresar a su deterioro y el déficit público.

Reiteró que actualmente la entidad cuenta con estabilidad, “el inadecuado ejercicio financiero es tema del pasado. Así continuaremos hasta el último día de la administración”.

De esta manera, agregó, permitirá concluir el gobierno estatal con una menor deuda pública y la mejora de las calificaciones crediticias.

Noriega García indicó que la deuda pública directa ha disminuido 241 millones de pesos, equivalente a una caída de 8.6%, al pasar de 2,805 millones en diciembre del 2015 a 2,564 millones a la fecha.

Añadió que así terminó la tendencia de crecimiento sin controles de la deuda pública, pues se han instalado mecanismos que permiten prever, al cierre de la administración, una deuda de 2,617 millones de pesos, inferior a la heredada al inicio del gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez.

Sostuvo que se han solucionado los problemas financieros heredados, aunque genere presiones presupuestales.

El titular de Seplafin reiteró que hay un manejo presupuestal ordenado y transparente, motivo por el cual Colima es primer lugar nacional en transparencia presupuestaria, “como lo muestra el Índice de Información Presupuestaria Estatal del Instituto Mexicano para la Competitividad”.

“Atender mejor nuestras carencias y superar rezagos requiere de recursos que sólo se tiene con estabilidad y finanzas públicas ordenadas, gracias a lo cual se ha conseguido una recaudación más eficiente, ampliando los ingresos sin necesidad de crear nuevos impuestos o aumentar los ya existentes, incluso, se eliminó el impuesto a la educación”, manifestó.

Política fiscal

Carlos Noriega indicó que la política fiscal del gobierno estatal se “sensibiliza con la economía de los colimenses, por lo que se ha eliminado la figura del reemplacamiento, que a la fecha representaría ingresos superiores a los 300 millones de pesos”.

Ante los legisladores, el secretario expuso que la consecuencia más significativa de la recuperación de las finanzas es la mejora de las calificaciones crediticias, mismas que han elevado de una nota “C” a “BBB+”.

Detalló que hay una evolución favorable en términos de crecimiento y desarrollo contenido en el Plan Estatal de Desarrollo, cuya implementación y cumplimiento de las metas observa, al término del primer tercio de la administración, un avance general ponderado de 37.04 por ciento.

“Se continuará con el adecuado manejo financiero para la consolidación de los grandes proyectos que requiere el estado, manteniendo la colaboración institucional para garantizar un diálogo constructivo ente los poderes que beneficie a Colima”, aseveró.

[email protected]