La directora del Instituto de Verificación Administrativa (Invea), María Idalia Salgado Hernández, fue cesada del cargo por viajar en un avión privado, lo cual constituye un presunto conflicto de interés, informó la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

El despido de Salgado Hernández, explicó la jefa de gobierno durante una conferencia se derivó de denuncias de ciudadanos, quienes señalaron a la titular del Invea de aceptar invitaciones de empresarios para viajar en aeronaves particulares.

Lo mismo ocurrió en días pasados con Héctor Villegas, quien fungía como consejero jurídico del gobierno de la Ciudad de México, quien dejó el cargo por encontrarse en conflicto de interés.

La jefa de Gobierno, al anunciar la separación de la titular del Invea y el consejero jurídico, aseveró que “no puede permitirse ningún conflicto de intereses. Todos los funcionarios de esta administración saben que hay un código de ética muy estricto. Aquí la corrupción no se vale”.

Anteriormente, la ahora exfuncionaria del Invea ya había sido señalada por otras irregularidades, como extorsiones a encargados de proyectos en desarrollo en la Ciudad de México con el pretexto de que incumplían la normatividad del instituto. Los afectados habían mencionado directamente a Salgado como responsable de clausuras de obras y condicionar el levantamiento de la sanción al pago de determinadas cantidades de dinero.

“En una de las audiencias públicas que realizamos por las mañanas, que es mi centro ciudadano de inteligencia, también me enteré lo que había ocurrido con la directora del Invea y le pedí su renuncia; le dije que de ninguna manera puede haber conflicto de interés o corrupción en el gobierno de la ciudad”, expresó Sheinbaum.

Agregó que la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México investiga ambos casos para determinar si hubo actos indebidos.

En ambas oficinas se prepara el acta de entrega-recepción.

[email protected]