Cancún, QRoo.- El gobernador Carlos Joaquín González adelantó que en no más de dos meses se concluirá el camino alterno que dará solución a los hundimientos del tramo carretero Cancún-Playa del Carmen, por donde también en breve iniciarán las obras del Tren Maya.

En sus redes sociales el gobernador Carlos Joaquín González difundió las medidas que ya se implementan ante lo que reconoció que ya genera molestias y demoras derivadas del corte parcial de la autopista.

“En la carretera Federal de Cancún a Playa del Carmen son muchas las molestias y demoras que se generan por el intenso tráfico. Esta situación se debe a la fractura que la carretera tiene en algunos de sus carriles producto de una caverna en el subsuelo.

“Me reuní con Fonatur, quienes trabajan en diagnóstico y reparación de la carretera. Actualmente se construye una vía alterna de 4 carriles que permitirá la fluidez del tráfico vehicular evitando ésta actual situación, estará lista en menos de 60 días, expuso el mandatario en redes sociales”, expuso el gobernador.

Joaquín González añadió que la vialidad alterna tendrá varios kilómetros de longitud para volver a unirse sobre la carretera una vez librado el tramo en reparación. “Mientras tanto habrá que tener paciencia. Estaremos pendientes para que antes de esos 60 días, como lo ha ofrecido Fonatur, pueda concluirse y tener esta opción de circulación”.

El mandatario explicó que se trata de una obra complicada, pues implicará trabajos de ingeniería similares a cuando se construye un puente pues se busca dar soporte a suelo cavernoso con miras a que soporte a futuro el Tren Maya, el cual correrá al centro de esa misma carretera.

La semana pasada, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) presentó el proyecto de construcción de una obra de desvío provisional para el tramo carretero Cancún-Playa del Carmen, así como los estudios científicos que se realizan para dar solución a la problemática de la Carretera Federal 307, afectada desde hace un año por hundimientos en la carpeta asfáltica que ponen en riesgo a miles de vehículos que circulan diariamente.

Raúl Bermúdez Arreola, encargado de despacho del Centro Integralmente Planeado (CIP) Cancún, confirmó la construcción de una obra de desvío provisional sobre la servidumbre de paso de las líneas de alta tensión de la CFE del lado continental, para lo cual Fonatur inició la semana pasada los trabajos preliminares.

El funcionario explicó que la vialidad alterna tendrá una longitud de 22.7 kilómetros, con circuitos de acceso para desahogar el tránsito vehicular en la carretera federal de Cancún hacia Playa del Carmen. En tanto paralelamente se atienden las dos zonas con problemas en el subsuelo ubicadas en la vía federal con el apoyo de un grupo de expertos en ingeniería civil, geología y geofísica, con base en un protocolo de exploración de riesgo.