A un mes de la liberación de los precios de los combustibles automotrices en la segunda franja del país, compuesta por cinco regiones de la frontera norte, se redujeron 5.05% los precios finales a los consumidores, que son 0.83 pesos menos en promedio entre los topes que estableció la Comisión Reguladora de Energía (CRE) el último día de precios controlados y los reportes de expendedores del fin de semana pasado para diesel, gasolina regular y Premium.

El precio de la gasolina regular, con un octanaje menor a 92 unidades, ascendió en promedio a 14.57 pesos por litro el fin de semana, en contraste con los 15.86 pesos que se establecieron el 14 de junio como tope promedio en Nuevo León, Chihuahua, Tamaulipas, Coahuila y el municipio de Gómez Palacio, en Durango, que fueron las regiones liberadas a partir de entonces.

Con ello, este tipo de gasolina que consume más de 85% de la población tuvo la mayor reducción en precio de los tres combustibles, que fue de 8.19%, o más de 1.29 pesos en promedio; por regiones, se observó una reducción aún mayor, ya que en Chihuahua, por ejemplo, la disminución fue de 13.93%, que son 2.20 pesos en promedio, y en Tamaulipas llegó hasta 16.40%, con lo que el precio de venta promedio fue menor en 2.56 pesos.

Sobre la gasolina Premium, igual o mayor a 92 octanos, el precio promedio de las cinco regiones fue de 16.76 pesos por litro, lo que implicó una reducción de 0.89 pesos en relación con el último tope publicado por la CRE; en Chihuahua, el precio se redujo en 8.99% y en Tamaulipas, 9.83%, mientras que en Nuevo León y Coahuila con Gómez Palacio la caída fue menor, de 0.36 y 1.08%, respectivamente.

Finalmente, los precios del diesel han bajado entre 0.25 y 0.44 pesos en promedio, lo que implicó reducciones de 2.60% para Nuevo León, de 1.75% en Chihuahua, de 1.69% en Tamaulipas y de 1.51% en Coahuila y Gómez Palacio.

Mejor que BC y Sonora

Lo anterior, a diferencia del primer mes de liberación de los precios de las gasolinas en Baja California y Sonora, donde los empresarios gasolineros elevaron en promedio 5 centavos el litro de los combustibles automotrices entre marzo y abril, y en pocos casos, particularmente gracias al estímulo fiscal para las ciudades fronterizas, hubo reducciones para los consumidores, según se observó en los reportes de la CRE con información de los permisionarios.

Cabe destacar que la infraestructura carretera para importación de gasolinas es mayor en la segunda zona de liberación que en la primera, además de que existen ductos y los puertos dominantemente petroleros de Madero y Altamira; asimismo, hubo una estabilización de los precios de referencia dentro de la fórmula que los gasolineros utilizan para determinar el precio final al consumidor.

De acuerdo con reportes internos de la Onexpo Nacional, los excedentes en inventarios de Texas han sido el factor principal de la reducción de precios en todo el país, situación que continuará con una mayor oferta y formulaciones que permiten reducir costos en logística.

En el caso de los estados fronterizos, la organización de gasolineras considera que se observa un principio general de competencia aún con Pemex como único proveedor mayorista, por lo que aun con esquemas de costos similares, los empresarios han podido aprovechar que cuentan con mejores condiciones logísticas y han logrado variar sus márgenes.

Gas natural, en números rojos

La producción de gas natural ascendió a 634,967 millones de pies cúbicos en el periodo enero-abril del 2017, que representó una variación anual negativa de 13.4%, la tercera caída consecutiva, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Los estados que exhibieron las disminuciones más pronunciadas fueron Chiapas (37.4%), Nuevo León (34.7%), Tamaulipas (28.0%), Tabasco (19.3%) y Puebla (16.1 por ciento).

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), mencionó que en Chiapas es el recorte a la inversión pública, los proyectos que se tenían programados de algunos gasoductos no se están desarrollando al ritmo adecuado. En Nuevo León y Tamaulipas, agregó, la producción interna se está sustituyendo por la importación que se está haciendo de gas de Texas, Estados Unidos.

En cuanto a la producción de gas natural en aguas territoriales, con 58.0% del total, ésta se redujo 4.7% a tasa anual.

Cabe destacar que el único estado en el que se observó un incremento en la producción fue en San Luis Potosí, en donde pasó de 2.1 millones de pies cúbicos a 3.2 millones de pies cúbicos (54.8 por ciento).

El director del Idic precisó que en San Luis Potosí dicho aumento se observó, debido a que parte de un nivel bajo y con algunas inversiones que podrían estarse realizando, generan una variación porcentual importante.

Concluyó señalando que lo que estamos viendo es consecuencia de un manejo inadecuado de un sector estratégico. Durante muchos años se utilizó el sector energético como fuente de ingresos (...) pero no se garantizó que fuera autosustentable (...) ahora le pega no nada más a las finanzas federales, sino también a las estatales, porque los beneficios que tendrían que estar recibiendo no están llegando . (Con información de Melania Atayde)

kgarcia@eleconomista.com.mx