La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró que a pesar de la pandemia se sigue con el Programa Ambiental y de Cambio Climático de la Ciudad de México, por lo que recordó que desde este 1 de enero entró en vigor la prohibición de plásticos de un solo uso, como cubiertos.

En conferencia virtual, la mandataria recordó que la capital se encuentra en un periodo de apercibimientos, donde, antes de multar y de suspender un negocio, se hace una orientación.

“Si ya hay reincidencia pues entonces es cuando se suspende la actividad o se establece una multa”, expuso.

Manifestó que el plástico de un solo uso provoca daños ambientales “sumamente graves, no solamente dentro de la ciudad, dentro de nuestro territorio, sino particularmente para los cuerpos de agua y los seres vivos que viven en el océano (...) o en los de agua dulce”.

“Entonces, el que nos acostumbremos a utilizar materiales reciclables, lo que permite es llevar a la ciudad a una ciudad que llamamos de Basura Cero, no es que no generemos basura, sino que la basura que generamos se puede reutilizar y vuelve entrar al proceso económico, y eso se llama economía circular y ese el objetivo del Gobierno de la Ciudad de México”, dijo.

Sheinbaum Pardo adelantó que presentarán un proyecto con el Instituto de Ingeniería de la UNAM para la producción de carbón vegetal a partir de la basura orgánica.

“Es una nueva tecnología desarrollada por la UNAM y que va a permitir que este carbón vegetal se utilice en hornos cementeros o incluso, hasta en plantas termoeléctricas”, reiteró.

Contexto

En mayo del 2019, el Congreso local aprobó reformar la Ley de Residuos Sólidos de la Ciudad de México, a fin de prohibir el uso, distribución y comercialización de bolsas de un solo uso para el 2020, mientras que para el 2021 pudieran quedar prohibidos artículos como cubiertos, popotes, vasos y globos.

rrg