Autoridades de la Ciudad de México inauguraron la adecuación vial Galindo y Villa, ubicada en la alcaldía Venustiano Carranza, la cual busca reducir el tráfico que se genera en Circuito Interior.

En el evento, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, expuso que si bien el monto de inversión “fue pequeño” (368.4 millones de pesos) en comparación con otros proyectos, los beneficios por la obra “serán enormes”.

Manifestó que con esta obra se atienden tres objetivos: mejora la movilidad de quienes se trasladan por Circuito Interior de norte a sur o de poniente a oriente de la urbe, aumenta la seguridad y disminuye el tránsito local, y reduce los tiempos de traslado de los usuarios que se dirigen al aeropuerto capitalino y a la salida a la carretera con el estado de Puebla.

El titular de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), Jesús Esteva Medina, indicó que se intervinieron 1.6 kilómetros de longitud y una superficie de 14,668 metros cuadrados.

Por ejemplo, se logró la ampliación del paso a desnivel en Fray Servando de dos a tres carriles por sentido, también se incrementó de un carril en ambos sentidos de Circuito Interior y su intersección con Viaducto Río de la Piedad, y se llevó a cabo la construcción de rampa de incorporación al puente sobre calzada Ignacio Zaragoza.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México adelantó que en junio inaugurarán el puente vehicular de calzada Ignacio Zaragoza, el cual mejorará la movilidad de los usuarios con dirección a la carretera de Puebla, así como la movilidad de las alcaldías de Venustiano Carranza, Iztacalco, Iztapalapa.

Además, Sheinbaum Pardo detalló que están analizando desarrollar un proyecto peatonal para la zona de Constituyentes, que sería parte del proyecto Centro Cultural Bosque de Chapultepec.

estados@eleconomista.mx