Las actividades económicas de León, Guanajuato, esperan recuperarse con la edición 84 de la Feria del Salón de la Piel y el Calzado (Sapica), con la cual buscan generar una cadena de reactivación que sea liderada por las industrias manufactureras y que beneficie así al sector de servicios y comercios, aseguraron autoridades locales y empresarios.

En conferencia de prensa, Adrián Flores Juárez, director de Atención a Mipymes en la Dirección de Economía de León, explicó que todas las actividades económicas han sido lastimadas por la pandemia, por ello, para evitar que se sigan perdiendo empleos y recursos, se ha apostado por una estrategia de reactivación, destacando que las industrias manufactureras exporten más y así, se ayude al resto de los sectores.

Para lograr este cometido, precisó que la realización de eventos y ferias son fundamentales, por lo mismo, resaltó el papel de Sapica, “sea otra vez el inicio de reactivar a nuestra ciudad en todos los sentidos, no solamente en la parte manufacturera, sino también en la parte de turismo y servicios”. 

Al respecto, Gloria Magaly Cano de la Fuente, directora general de Hospitalidad y Turismo de León, reiteró que Sapica será el primer evento de congresos a realizarse en este año de manera presencial en la entidad, esperando que el sector terciario pueda ser rescatado.

“La industria del cuero calzado ha sido muy importante para la reactivación económica turística de la ciudad. Sapica es una feria de negocios cuyo objetivo es generar nuevas oportunidades para las empresas del sector”, recalcó.

Asimismo, se informó que se realizó un convenio de colaboración con 14 hoteles de León para que reciban a los visitantes y estén seguros con las medidas sanitarias.

En sintonía, Mauricio Blas Battaglia Velázquez, vicepresidente de Sapica, si bien reconoció que no fue sencillo tomar la decisión de que una parte del evento se haga de forma presencial en Poliforum León, aseguró que la motivación fue que esta feria genere una cadena de valor donde la manufactura ayude a comercios y servicios.

Sobre cómo será el formato de la feria, puntualizó que es híbrido (también habrá exposiciones y encuentros de negocios virtuales) y los días del evento serán del 9 al 11 de marzo.

Además, para este año se espera la asistencia de 280 expositores (mismos que recibieron una reducción de 30% en el costo de sus espacios comerciales) y 1,100 asistentes, entre ellos, irán ocho de los 10 compradores más grandes de México.

El empresario subrayó que para la parte presencial, se implementará el Protocolo de Salud, Seguridad y Prevención Capítulo Sapica, “pues lo más importante para los organizadores de esta magna feria, es la salud y seguridad de compradores, expositores y colaboradores”.

Por su parte, Daniel Sepúlveda Curiel, gerente de Comercio Exterior de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), precisó que debido a las condiciones sanitarias únicamente asistirán 25 compradores internacionales provenientes de Estados Unidos y Centroamérica.

“La ventaja es que este evento es híbrido, algunos de estos compradores los atenderemos de forma virtual, algunos vendrán de Estados Unidos y Sapica los ayudará con las pruebas de Covid-19. Tres días antes de que vuelvan a su país, les harán la prueba”, dijo.

Más objetivos

Battaglia Velázquez reiteró que con la pandemia se ha acelerado la apuesta a las exportaciones y a la comercialización digital, por ello esta edición de Sapica se centrará en estos dos temas, considerando la innovación.

Para reforzar estos objetivos, en el evento se ofrecerá los siguientes pabellones: Conocimiento, el Pabellón de Tendencias de Materiales; de E-Commerce, y de Diseñadores Emergentes.

El presidente de la CICEG, Alfredo Padilla Villalpando, afirmó que Sapica representa un faro de recuperación, después de una caída en la producción del sector de 33% en el 2020.

Señaló que la industria debe aprovechar esta situación para retornar a la producción de calzado de piel como estrategia comercial, materia prima con la que antaño se elaboraba casi 80% del zapato manufacturado en México.

estados@eleconomista.mx