Guadalajara, Jal. Con el objetivo de coordinar esfuerzos y compartir estrategias para generar políticas públicas que sean facilitadoras de la implementación de la reforma laboral, los titulares de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) de los cinco estados que conforman la Alianza Centro-Bajío-Occidente (Aguascalientes, Querétaro, San Luis Potosí, Guanajuato y Jalisco) firmaron un acuerdo de colaboración este lunes en Guadalajara.

Con la premisa de que la paz laboral es estratégica para la atracción de inversiones, los representantes de los estados de la alianza enfatizaron que entre los objetivos prioritarios destaca la conservación de la justicia y la paz laboral en la región.

“Lo que interesa mucho a nuestros gobernadores es que esta transición de la reforma laboral se dé en un ánimo en el que logremos que prevalezca la paz y la estabilidad laboral en nuestros estados”, destacó el titular de la STPS de San Luis Potosí, Manuel Lozano Nieto, al mencionar que los cinco estados que conforman la alianza son referentes para la inversión en distintos ramos.

“En el caso de Guanajuato, Aguascalientes y San Luis Potosí, en el ramo automotriz; en el caso de Querétaro, el aeroespacial, y en el caso de Jalisco, muchos otros ramos por su dinámica de crecimiento económico en muchos otros rubros”, explicó.

“Sin embargo, preocupa que este patrimonio que es la paz y la justicia laboral, que venden nuestros gobernadores cuando ofertan nuestros estados para atraer la inversión, se siga dando a través de esta transición de la reforma laboral; es decir, que ésta se dé de manera adecuada, que no genere inquietudes entre los inversionistas internacionales y sigamos siendo un referente de la inversión”, puntualizó Lozano Nieto.

Y es que, a decir del coordinador general estratégico de Crecimiento y Desarrollo Económico de Jalisco, Alejandro Guzmán Larralde, estos cinco estados constituyen 17% del Producto Interno Bruto (PIB) del país y en conjunto representan una población de 25 millones de personas.

“Es la unidad económica más grande de toda Latinoamérica”, dijo por su parte Mario Fernando Ramírez Retolaza, titular de la STPS del estado de Querétaro.

“Primordialmente queremos atender una agenda que es vital a nivel nacional que es el tema laboral. Los temas laborales, en lo que va del sexenio federal, han sido muy importantes desde la aprobación de la reforma el 1 de mayo, hasta decisiones de la Suprema Corte de Justicia, normas oficiales que han entrado en vigor, y no queremos dejar de tomar con responsabilidad el tema de la implementación de la reforma laboral”, explicó el titular de la STPS de Jalisco, Marco Valerio Pérez Gollaz.

“Más que una reforma, es un nuevo sistema de justicia laboral porque prácticamente cambia todo, desde luego, esta reforma no se puede entender si no se privilegia el diálogo y la conciliación”, comentó el secretario del Trabajo de Querétaro, Mario Fernando Ramírez.

Delantera

De los cinco estados que conforman la alianza, dos de ellos, Guanajuato y San Luis Potosí, deberán implementar la reforma laboral el próximo año, por lo que los cinco secretarios del Trabajo de la región buscan compartir estrategias para evitar, en la medida de lo posible, errores en su implementación y, primordialmente, conservar la paz laboral.

Al respecto, el subsecretario de Trabajo y Previsión Social del estado de Guanajuato, Marco Antonio Rodríguez Vázquez, indicó que Guanajuato iniciará el 2020 con la implementación del nuevo sistema de justicia laboral en la capital del estado.

Por ello, dijo, se busca que las experiencias que vivirá esa entidad ayuden a los otros estados que conforman la alianza, los cuales deberán implementar la reforma en fechas posteriores.

“Este acuerdo de voluntades es para intercambiar experiencias sobre qué podemos hacer para avanzar más rápido, para no cometer errores o que éstos sean lo menos costosos posible; qué podemos hacer para que la implementación sea adecuada, rápida, expedita y poder coordinarnos de manera adecuada con la federación”, explicó.

Conciliación

Oziel Alejandro Guerrero, subsecretario de Asuntos Jurídicos de la Secretaría General de Gobierno de Aguascalientes, refirió que los estados de la Alianza Centro-Bajío-Occidente apostarán también por contar con centros de conciliación muy fortalecidos para evitar que los conflictos laborales lleguen a los tribunales.

“Será de vital importancia la etapa conciliatoria que se creará a partir de la reforma laboral, y que será tramitada en los centros de conciliación que dependerán del Poder Ejecutivo”, finalizó Guerrero al referir que 80% de las demandas de los trabajadores contra las empresas se resuelve en la etapa conciliatoria.

[email protected]