Querétaro, Qro. Ante el inicio de la nueva administración federal, el Bajío se mantiene a la expectativa de conocer los proyectos que la Federación aterrice en la región.

El académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Humberto Banda Ortiz, explicó que para esta zona aún no hay claridad de los proyectos que emprenderá el nuevo gobierno, toda vez que por ahora, dijo, los anuncios que se han hecho púbicos competen a las regiones sur-sureste y norte del país.

Refirió que la dinámica económica que ha caracterizado al Bajío y a Querétaro puede cambiar dado que no se han hecho grandes anuncios para los estados de la zona.

“Eso cambiará, por una sencilla razón, la región del Bajío y Querétaro en lo particular no se ha planteado hasta el momento algún programa para el desarrollo, o que haya incentivos para la región, en el sureste si se están planeando grandes cosas, el tren rápido de Toluca ahí sigue, la Ciudad de México o la zona metropolitana con el proyecto en Santa Lucía”, acotó.

Por contrario, añadió, se han planteado proyectos como el Tren Maya en el sureste de México, los incentivos fiscales en la frontera norte, el proyecto en la base aérea de Santa Lucía, entre otros.

“Y las zonas especiales del noreste y la ampliación de la franja fronteriza, ahí sí hay desde el punto de vista de declaraciones, sí hay impulso a la economía, a la inversión, pero no se habla nada acerca del Bajío, entonces hay la expectativa de que se mantenga o que disminuya la actividad económica de la región, no hay ningún programa a nivel nacional, anunciado hasta ahora, que implique el crecimiento del Bajío”, mencionó el especialista.

En relación con Querétaro, agregó, no ha habido mucha información respecto a proyectos que ejecutará el gobierno federal, aunque destacó que la entidad puede mantener una tendencia favorable de crecimiento, por factores como la atracción de proyectos de inversión.

Hasta el momento, sólo ha planteado la posibilidad de atraer al Aeropuerto Intercontinental de Querétaro las operaciones de carga que actualmente llegan al Aeropuerto Internacional de Ciudad de México.

El académico de la UAQ refirió que será durante los primeros cien días de la administración federal cuando se podrá observar una mayor certidumbre de las políticas económicas que emprenda el nuevo gobierno.

Impacto a competitividad

Una de las propuestas de la administración federal entrante consiste en la reducción de impuestos en la frontera norte de México, lo cual podría impactar la competitividad del resto de las regiones, entre ellas la centro-occidente, de acuerdo con la socia de Impuestos en la firma consultora EY, Nancy Rocha.

En la zona libre de la franja fronteriza con Estados Unidos se aplicará una reducción de las tasas del Impuesto sobre la Renta a 20% y del Impuesto al Valor Agregado a 8 por ciento.

La especialista cuestionó el efecto de estas medidas en entidades como Querétaro que se caracteriza por estar en una región manufacturera, tal como en el norte del país, pero que ambas zonas estarán diferenciadas por contar con cargas tributarias divergentes.

Por ahora, gobernadores de los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí han planteado la conformación del Corredor Industrial y Tecnológico del Bajío, propuesta que se busca consolidar como una plataforma de integrada de inversión, logística, producción y exportación.

Se prevé que la iniciativa sea presentada ante la administración federal presidida por Andrés Manuel López Obrador, con el objetivo de gestionar recursos para su conformación.

[email protected]