Tijuana, BC. Baja California contará con un presupuesto de 180 millones de pesos para el 2015 en materia de regularización de tierra, así como en mejoramiento y autoconstrucción de vivienda, pues tan sólo en Tijuana se estima que 50% de los predios no tiene certeza jurídica.

Así lo dio a conocer el delegado federal de la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett) en el estado, Gilberto Covelli Gómez, quien informó que este recurso se asignó tras un convenio con la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

Dicho acuerdo, dijo, contempla un total de 3,000 apoyos para regularización, mejoramiento de vivienda y autoconstrucción, equivalentes a 180 millones de pesos para el siguiente año.

Refirió que cada apoyo cubrirá un monto de 60,000 pesos, con los cuales el avecindado o posesionario que regularice su predio accederá al recurso siempre y cuando su salario no supere los 10,000 pesos mensuales.

Lo más importante es lograr que la gente busque darle certeza jurídica a su patrimonio, por lo que el primer paso será realizar el trámite de titulación, en donde el beneficiario pagará únicamente 10% del costo del trámite , expuso.

Mientras que la Conavi cubrirá 40% de ese costo y el Insus (Instituto Nacional del Suelo Sustentable) condonará 50% del mismo, así lograremos una regularización sin precedentes en el estado .

El delegado informó que en los próximos meses la Corett se transformará, tal como lo anunció en marzo pasado el presidente Enrique Peña Nieto, con el objetivo de garantizar la constitución de reservas territoriales y suelo apto para el desarrollo.

El delegado federal mencionó que en Baja California el promedio de tierra irregular alcanza 50%, en tanto que en Ensenada los terrenos irregulares llegan a 80 por ciento.

Reservas garantizadas

Aunado al tema de la regularización, Gilberto Covelli comentó que el Registro Nacional de Reservas Territoriales contará con 200,000 hectáreas para edificar vivienda en el 2015, lo que garantiza espacio suficiente para la construcción de casas en los próximos 20 años.

Nos alcanzaría para construir en los próximos 20 años en el país, sin que se tuvieran que afectar los núcleos ejidales , afirmó.

scervantes@eleconomista.com.mx