Los municipios queretanos tendrán que sujetar sus finanzas públicas para priorizar el destino de sus recursos y desarrollar un ejercicio presupuestal austero; de estos elementos dependerá que entreguen finanzas sanas a las administraciones venideras.

De acuerdo con el presidente de la Comisión de Planeación y Presupuesto de la Legislatura local, Braulio Guerra Urbiola, las demarcaciones no muestran signos financieros que propicien inviabilidad a la gobernabilidad o al ejercicio de la administración; sin embargo, dijo, su última fase administrativa deberá ser mediante lineamientos de austeridad.

El legislador planteó que con base en los proyectos financieros de los municipios, éstos son económicamente sostenibles. Aunó que tras aprobar los presupuestos de las alcaldías, la Legislatura local confía en que cada ayuntamiento entregue administraciones sanas durante el próximo proceso de entrega-recepción, que es este año.

Entregar finanzas viables al término de este periodo gubernamental dependerá de que haya una moderación, austeridad, que el gasto se destine a las prioridades de este año , afirmó.

Braulio Guerra consideró que tanto los municipios como el estado no tienen deudas que dificulten el ejercicio fiscal en curso, aunque deberán recurrir a una estrategia administrativa que tenga sustento en la austeridad y en priorizar gastos.

En este contexto, Jalpan de Serra ha mostrado deficiencias en el ejercicio de sus finanzas. En el recién aprobado presupuesto de egresos, la Legislatura local recomendó efectuar 10 acciones con la finalidad de disminuir el recurso que eroga en gasto personal.

A finales del 2014, la Secretaría de Gobierno estatal anunció que apoyaría a San Juan del Río, Tequisquiapan y Pedro Escobedo para que no sufrieran un embargo y solventarán demandas laborales.

Las deudas y los mecanismos

En tanto, el Congreso de la Unión avalará la creación de una comisión bicameral, con el objetivo de transparentar la rendición de cuentas y evitar actos de corrupción en la contratación de créditos por parte de las entidades.

Éste hará observaciones a las estrategias de ajuste de los estados y municipios pero, finalmente, los congreso locales son quienes tienen la facultad de avalar endeudamientos en las cuentas públicas.