Querétaro, Qro. En torno al Covid-19, incrementó la participación de las mujeres que se desempeñan como trabajadoras independientes.

Durante el primer trimestre del año, esta cifra llegó a 81,501 mujeres en el estado, que representan un alza de 25.6% (16,610 más) en relación con el periodo prepandemia, es decir, frente al primer trimestre del 2019, exponen cifras del Inegi.

Al comparar el indicador del primer trimestre del 2021 con el del año previo, el aumento es de 10.8 por ciento.

Con los hombres, esta cifra tuvo un alza de 1.3% entre el primer trimestre del 2019 y el de 2021; al primer trimestre del 2021, este indicador llegó a 147,666 hombres con trabajo independiente, lo que representó un alza de apenas 1.3% en comparación con el periodo del 2019.

También es diferente la evolución que ha tenido la empleabilidad de hombres en trabajos independientes; en enero-marzo del presente año se registró una disminución de -1.4%, mientras que en el 2020 creció 2.7% anual.

En total, la población trabajadora independiente en el estado ascendió a 229,167 personas, un alza de 8.8% (18,537) frente al 2019.

Mientras que entre el 2020 y el 2021 el incremento fue de 2.6 por ciento. Entre el total de trabajadores independientes en el estado, 35.6% son mujeres y 64.4% son hombres.

Ante el impacto que tuvo a pandemia en el mercado laboral y en la empleabilidad de la población, en el último año se observó un cambio en las microempresas lideradas por mujeres, debido a que algunas pasaron de la formalidad a la informalidad, afirmó la presidenta nacional del Consejo Coordinador de Mujeres Empresarias (CCME), Sofia Pérez Gasque.

En el país, antes de la pandemia, 75% de las microempresas presentaba condiciones de informalidad, cifra que con la contingencia se habría elevado a 85 por ciento.

“El gran reto es formalizarlas otra vez, regresarlas a que puedan ser formales”, declaró.

La empresaria explicó que a nivel nacional, el consejo estima que 85% de las microempresas son lideradas por mujeres, cifra que en Querétaro es de 74% debido a la prevalencia de la actividad industrial.

Además de resarcir la informalidad que generó la pandemia, es apremiante crear estrategias para que las microempresas representadas por mujeres crezcan y logren ser medianas empresas y así consecutivamente con el resto de unidades económicas.

estados@eleconomista.mx