Guadalajara, Jal. Transitar hacia un modelo de universidad pública con características “de clase mundial” a través del fortalecimiento de la investigación, innovación y vinculación con sociedad, gobierno y empresa, son los ejes de la propuesta del doctor Jaime Andrade Villanueva, candidato a la rectoría general de la Universidad de Guadalajara (U de G) para el periodo 2019-2025.

Con 30 años como profesional y docente en la casa de estudios, el actual rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) proyecta elevar la posición de la universidad pública en el ranking de las mejores instituciones de educación superior a escala global y que ello repercuta en un mayor desarrollo económico y social de la población.

No obstante que el presupuesto público para la casa de estudios es limitado con 39,000 pesos anuales por alumno —debajo de la media nacional— Jaime Andrade asegura que es posible lograr el objetivo y para ello propone tres estrategias.

Ejes estratégicos

El primero es la construcción de tres nuevos centros universitarios (CU) enfocados a detonar el desarrollo económico y social de las regiones en que serán edificados. Uno, en Zapotlanejo, orientado a la vocación de desarrollo que supone ese municipio conurbado a Guadalajara: la industria textil-vestido.

Otro centro estaría en Tlajomulco de Zúñiga, enfocado a industrias tecnológicas para cubrir la demanda laboral de los centros de innovación y complejos industriales del municipio, además de resolver el problema de traslado de la población de esa zona cuyo crecimiento rebasó a las soluciones de movilidad.

El tercer CU se construiría en Chapala y sería el primer centro universitario con licenciaturas completamente en idioma inglés.

“Ahí el detonante del desarrollo sería Piscicultura y todo lo que tiene que ver con el desarrollo y cuidado de ecosistemas, saneamiento de ríos, lagos, y podría ser el primer centro universitario en donde se impartieran licenciaturas totalmente en un segundo idioma, el inglés”.

Con ello se busca aprovechar a la mayor comunidad de jubilados y pensionados estadounidenses que radica fuera de Estados Unidos y que podría desempeñarse como profesores y “atraer estudiantes y talento internacional”, explicó el aspirante a la rectoría general.

La segunda estrategia propuesta por Andrade Villanueva es la apertura de “licenciaturas innovadoras” que permitan vincular la oferta académica con el mercado laboral y a la vez, elevar los ingresos de los profesionistas.

“Nosotros aquí en el CUCS tenemos 400 aspirantes y aceptamos solamente 10%, ¿qué va a pasar con el resto cuando son estudiantes que tienen promedios extraordinarios?, pero existen muchas carreras, incluso relacionadas con el área de Medicina, como robótica, nanomedicina, nanofarmacología, trasplantes, que hoy ya se ofrecen en otras partes del mundo, que pueden ser atractivas para los estudiantes”, detalló el actual rector del CUCS.

Y una tercera estrategia contenida en la propuesta que presentará ante el Consejo General Universitario, responsable de elegir al rector general de la U de G, consiste en una revisión curricular profunda para desarrollar programas educativos más flexibles e híbridos aprovechando la misma infraestructura física de la casa de estudios.

“Sí se puede tener una universidad masificada o con muchos alumnos y con una oferta educativa diversa, innovadora, en la que los alumnos adquieran competencias para el conocimiento autogestivo, con uso de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, con plataformas que hoy existen para llevar a cabo estos procesos sin que merme la calidad ni la competencia de los egresados”.

Tercera Misión

Otro de los ejes de la propuesta del doctor Andrade es el impulso a la investigación pertinente; es decir, aquella que ayude a resolver los grandes problemas que enfrenta el mundo actual como energía, generación de alimentos, vivienda sustentable, movilidad, migración y derechos humanos.

“Tenemos que avanzar hacia algo que ahora se le llama la tercera misión, que es innovación, emprendimiento y transferencia tecnológica con responsabilidad social”, dijo el rector del CUCS al destacar que en México la actividad predominante hoy por hoy, es la maquila, lo que genera, dijo, bajos salarios, dependencia de programas sociales y altos índices delictivos.

“Lo que queremos es que nuestros alumnos, nuestros investigadores innoven, que haya redes de trabajo interdisciplinario porque hoy la ciencia no se concibe de manera aislada. Necesitamos que desarrollen soluciones que no queden en un papel que se presente al Instituto de la Propiedad Intelectual”.

La propuesta de Andrade consiste en impulsar a los investigadores para que moneticen las patentes que desarrollen.

“Necesitamos hacer como en muchos países donde las universidades, a través de oficinas de transferencias tecnológicas, ayudan a sus investigadores a comercializar productos con regalías para sus investigadores o que éstos con apoyos de financiamiento generen empresas tecnológicas”.

Jaime Andrade destacó que actualmente, la casa de estudios cuenta con 1,200 investigadores inscritos en el SIN (Sistema Nacional de Investigadores), y más de 95% de sus programas de licenciatura están acreditados por organismos Copaees (consejos para la evaluación de la educación superior) o CIEES (comités interinstitucionales para la evaluación de la educación superior).

“La universidad ha avanzado en obtener acreditaciones internacionales y hoy cerca de 40% de sus programas tienen acreditación internacional”.

Cobertura

Aunque las universidades públicas más sobresalientes a escala global son instituciones de élite con pocos alumnos, la Universidad de Guadalajara no renunciará a la formación de bachilleres por lo que seguirá absorbiendo la educación media superior.

Actualmente, la casa de estudios está presente en 109 de los 125 municipios del estado y el objetivo de Andrade Villanueva es crecer la cobertura a todo el territorio estatal con al menos una escuela preparatoria por municipio.

“Queremos llegar a 100% de la cobertura total del bachillerato en Jalisco, pero no queremos sólo cobertura”, sostuvo el aspirante a la rectoría general, quien destacó la necesidad de combatir los problemas de deserción y reprobación en las preparatorias.

El rector del CUCS destaca que a pesar del déficit presupuestal, la U de G es una de las universidades con mayor cobertura en el país al aumentar la matrícula en 100% durante los últimos 30 años.

Actualmente, la casa de estudios admite a cuatro de cada 10 aspirantes con un presupuesto por alumno menor a la media nacional, al tiempo que genera investigaciones de alto nivel y vinculación con los sectores productivos “pese a la insuficiencia presupuestaria”.

“Queremos mantener una matrícula alta e incrementarla en educación superior. El gobierno anterior planteó una meta de lograr una cobertura de 40% en educación superior, no se logró a nivel nacional; pero la Universidad de Guadalajara como universidad, casi alcanzó la meta con 38% de cobertura en educación superior. Mi propuesta es incrementar entre 10 y 15% la cobertura en educación superior”, subrayó.

“Desde hace más de 50 años, diferentes instituciones a nivel mundial (Banco Mundial, OCDE, UNESCO Anuies) dijeron que la mejor estrategia de desarrollo global que existe es la educación superior. Los beneficios de la educación superior son, entre otros, mayores ingresos fiscales para el país, menor dependencia de esquemas de asistencia social al haber salarios mejor remunerados, reducción de índices delictivos y crecimiento regional”.

Con alta calificación

El doctor Jaime Andrade Villanueva es médico cirujano y partero por la Universidad de Guadalajara, con especialidad en Infectología y maestría en Ciencias Médicas.

Fundó la Unidad de VIH del Hospital Civil de Guadalajara y diseñó el software SMART (Expediente Clínico Electrónico para Pacientes con VIH/SIDA), primero en su tipo en el país. Fundó además el Instituto de Investigación en Inmunodeficiencias y VIH de la Universidad de Guadalajara y es investigador nacional Nivel 1 del SIN, además de publicar 55 artículos en las principales revistas de difusión científica en el mundo con un importante impacto en su área de desempeño ya que algunas de esas publicaciones han sido sustento para la elaboración de tratamiento de la enfermedad.