Querétaro, Qro. La incorporación de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) industriales a las cadenas de suministro de sectores y grandes firmas de alta demanda es un constante desafío; por ello, incrementar sus capacidades competitivas es la estrategia que siguen compañías queretanas.

El presidente de la Asociación de Mipymes Industriales de Querétaro (Amiqro), José Luis Cámara Gil, expuso que esta vertiente empresarial tiene el reto de certificarse como un proveedor confiable, para ingresar a las cadenas de valor e impulsar lazos de proveeduría regional.

Por tanto, 15 mipymes que son proveedoras indirectas para las industrias automotriz y de plásticos se suman al programa estatal de desarrollo de proveedores para la industria, que tiene como fin fortalecer la implementación de estrategias financieras, comerciales y estructurales, para hacer frente a la crisis económica y elevar su confiabilidad.

Con esta iniciativa las mipymes también buscan propiciar lazos de proveeduría regional con Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco y San Luis Potosí.

“Es un compromiso de las pymes queretanas agremiadas en Amiqro para responder, capacitarse, ser más competitivos y desde luego el reto es poder lograr la certificación como proveedores confiables”, declaró José Luis Cámara.

El programa es impulsado por la Amiqro, el Clúster Automotriz estatal y la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

En torno a la crisis economía y sanitaria que ha surgido por el Covid-19, expuso el representante empresarial, es prioritario que se dinamicen las cadenas de suministro, a través de la incorporación de pequeñas empresas.

El programa de capacitación lo coordina el centro de desarrollo para la proveeduría industrial Innodesc, que consta de seis módulos, previendo concluirlo en octubre. El temario incluye aspectos como la adaptación de los negocios a la situación actual, estrategia comercial en tiempos de recesión, estructura organizacional óptima, inteligencia financiera, uso de tecnología, entre otros.

Oportunidad

La entrada en vigor del T-MEC es una oportunidad de crecimiento para las mipymes industriales, debido a que contempla incrementos en el contenido nacional de las exportaciones, dijo la directora de Apoyo a Pymes de la Sedesu, Deborah Alcocer Délano.

El nuevo tratado cuenta con un capítulo especializado en pymes; entre las principales disposiciones destaca que se promueve la cooperación para generar espacios y facilitar el desarrollo, se busca incrementar la participación de las pymes en los flujos de comercio e inversión regional e incentiva su incorporación a las cadenas globales de valor.

También plantea un instrumento para facilitar el encadenamiento de las pymes y su integración a las cadenas de suministros, con un comité de asuntos y reuniones trilaterales anuales.

estados@eleconomista.mx