Monterrey, NL. El pacto fiscal se debe revisar ante la coyuntura económica y la contingencia sanitaria por Covid-19, por lo que ante esta emergencia, el gobierno federal debe ser el encargado de repartir los recursos acumulados de los fondos nacionales para que las entidades dispongan de ellos en áreas prioritarias, aseguraron especialistas.

“Se va a tener que revisar y modificar el pacto fiscal, así como la Ley de Coordinación Fiscal, que de alguna manera es la que rige cómo se recaudan y distribuyen los ingresos fiscales; desde hace varios años se ha planteado (la revisión), en principio debe salvaguardar cierto principio de equidad y ayudar al desarrollo económico integral del país”, explicó José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Detalló que si bien hay entidades que son las que más aportan en términos fiscales, hay otras que aportan ingresos vía petróleo o recursos hídricos, no sólo impuestos, “es importante que se revise, va a tener que contemplar la caída del petróleo”.

Por su parte, Héctor Magaña Rodríguez, especialista del Tecnológico de Monterrey, expuso: “en el caso de los apoyos ante la emergencia actual, el gobierno federal debe ser el encargado de repartir los recursos acumulados en los fondos nacionales para que las entidades dispongan de ellos en las áreas que consideren prioritarias”.

“Adicionalmente, dichos recursos son limitados y no todos los estados pueden recibir lo que va de acuerdo con sus exigencias”, ahondó.

“Es decir, que la Federación debe ponderar la asignación de recursos de acuerdo con las condiciones críticas que se presentan en cada entidad, de manera que los estados en situaciones más difíciles reciban más recursos en comparación con las entidades donde tengan más control de la crisis sanitaria”, explicó.

En caso de que los recursos sean insuficientes, indicó Héctor Magaña, los gobernadores tendrían que buscar otras alternativas de financiamiento, por ejemplo, incrementar el nivel de deuda, de manera responsable.

Acciones

En contexto, los gobernadores de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas acordaron que los secretarios de Finanzas de los tres estados analicen los alcances de la Ley de Coordinación Fiscal y la posibilidad de que las entidades tengan mayores atribuciones o se modifique la fórmula de reparto, para enfrentar las responsabilidades frente a la emergencia sanitaria y la reactivación económica.

En Coahuila, expusieron los mandatarios, se han invertido 350 millones de pesos que no se tenían contemplados en gasto directo para la compra de insumos para la contingencia del Covid-19, más otro tanto, en gastos indirectos, para financiamiento a las micro, pequeñas y medianas empresas, a través de Nafin y de manera directa, así como 700,000 despensas o paquetes alimentarios para todos los municipios.

El gobierno de Tamaulipas ha aportado más de 400 millones de pesos, y diversas acciones para apoyar a mipymes, como también al comercio informal.

En Nuevo León se han invertido casi 1,000 millones de pesos en equipos para hospitales, 100,000 despensas, y 2,000 millones de pesos para garantías para las mipymes con apoyo de Nafin.

estados@eleconomista.mx