Los 24 presidentes municipales de Jalisco emanados del Partido Movimiento Ciudadano (PMC) anunciaron en la Cámara de Diputados, que presentarán una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación por el incremento al precio de las gasolinas que entró en vigor el 1 de enero pasado, y respaldaron la propuesta de los diputados federales de esa formación política que proponen una disminución del IEPS.

Los munícipes emecistas que gobiernan a 4.6 millones de jaliscienses piden además que se convoque a un periodo extraordinario de sesiones en la Cámara de Diputados y que se reabra el debate para revertir el gasolinazo; asimismo insisten en que haya equidad en el costo de los combustibles a escala nacional y que no sea Jalisco el estado donde se venden los hidrocarburos más caros de todo el país.

Tras reunirse en la Ciudad de México con diputados federales del PMC, quienes buscan reducir en 37.7% el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), los alcaldes anunciaron su doble estrategia legislativa y jurídica para revertir el alza de los hidrocarburos.

El presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, expresó al término del encuentro con los legisladores: Venimos a esta máxima representatividad popular a decirle a los diputados federales que no pretendan decretar que la discusión por el aumento a la gasolina está terminada. No se puede dar por cancelada esta discusión. Es mentira que no se puede revertir este atentado a la economía de los mexicanos, y ustedes tienen la obligación de convocar un periodo extraordinario de sesiones para abrir el debate.

Estarían cometiendo un gravísimo error si no se dan cuenta del sentir de los ciudadanos en la calle , advirtió el alcalde tapatío.

Por su parte, el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus, detalló la ruta jurídica, que tiene que ver con la presentación de una controversia constitucional basada en la inconstitucionalidad del artículo 12 transitorio de la Ley de Ingresos de la Federación, que otorgó facultades al Poder Ejecutivo para fijar los precios de los combustibles.

Aumento inconstitucional

Lemus Navarro sostuvo que se trata de una facultad exclusiva del Poder Legislativo y denunció inconsistencias en el acuerdo que establece los precios diferenciados de las gasolinas por regiones, toda vez que, dijo, dicho convenio no está firmado por los secretarios del gabinete que debieron signar el documento como el titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo.

El alcalde de Zapopan, municipio en el que se vende la gasolina más cara de toda el área metropolitana, insistió en que los munícipes emecistas buscarán que exista equidad en el precio de los combustibles a escala nacional.

Impacto en finanzas municipales

Previamente, al dar a conocer de manera conjunta su rechazo al gasolinazo, los presidentes municipales emecistas del área metropolitana de Guadalajara habían advertido sobre las afectaciones que el alza a los combustibles tendría en el gasto operativo de sus respectivos ayuntamientos.

El presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro, destacó que el incremento al precio de los hidrocarburos abre un boquete presupuestal de 295 millones de pesos para los municipios de la zona metropolitana. Supone -dijo- para el municipio de Guadalajara un incremento de 100 millones de pesos en su gasto operativo mientras, para Zapopan, representa un aumento de 130 millones de pesos.

En tanto, para los ayuntamientos de Tlajomulco, San Pedro Tlaquepaque, Zapotlanejo y Juanacatlán, el alza a los combustibles repercutirá en un incremento de su gasto operativo de 32, 25, 6 y 2 millones de pesos, respectivamente.

estados@eleconomista.mx