Tijuana, BC. El precio del combustible rebasó los 17 pesos por litro en Tijuana por primera vez en la historia, a pesar de que actualmente existen por lo menos tres compañías extranjeras que operan en la ciudad y que, incluso, una de ellas importa la gasolina desde Estados Unidos.

El presidente de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Gasolina de Tijuana, José Luis Noriega Guzmán, reportó que, según el balance del comportamiento del precio del combustible regular, la cotización incrementó 3.2% enero del 2018 para la ciudad, en comparación con diciembre del 2017.

Los precios, explicó, son promedios de las diferentes marcas que hoy operan en el municipio, las cuales, a pesar del precio liberado, no han logrado contener el efecto de encarecimiento del producto.

En la actualidad, existen siete empresas que operan regionalmente, tres de ellas extranjeras: Chevron, ARCO y British Petroleum, las cuales mantienen el precio más alto del área, con 17.49 pesos el litro de gasolina regular y 19.29 el litro de combustible rojo.

Las cotizaciones de las cuatro compañías locales, Eco Gasolineras, Petróleos Mexicanos (Pemex), RendiChicas y ASB, no son tan diferentes respecto del costo de las extranjeras, pues apenas cuestan entre 5 y 4 centavos menos por cada litro, ya sea del tipo Magna o Premium.

“Es un mal indicador que en un solo mes el precio de la gasolina haya incrementado más de 3%, no sólo porque marca una tendencia, sino porque un aumento en el precio del combustible también significa un aumento en el precio de productos básicos en la frontera, lo que significa una mayor inflación”, consideró Noriega Guzmán.

Además, el empresario explicó que el precio de la gasolina se compone principalmente de los impuestos y del tipo de cambio, debido a que México importa el combustible desde Estados Unidos; cuestionó que a pesar de que el costo del dólar ha bajado frente al peso, la gasolina continúa con una tendencia al alza.

Como ejemplo, dijo, en enero el precio registró un aumento mensual de 3.2%, y a tasa anual, de 7 por ciento.

Variación

GasBuddy, una aplicación líder en Estados Unidos en el monitoreo de los precios de la gasolina, indica que en algunas zonas del condado de San Diego el costo es más barato que en las estaciones de Tijuana; por ejemplo, en Otay Mesa se vende el litro a 79 centavos de dólar, lo equivalente a 14.74 pesos.

ARCO, otra de las compañías que venden combustible en ambos lados de la frontera (aunque en el caso de Tijuana el producto es comprado a Pemex), vende el litro por encima de 17 pesos en el municipio de Tijuana, mientras que en algunas partes de San Diego pueden encontrarse en 15.30 pesos.

El presidente del Colegio Estatal de Economistas en Baja California, Domingo Ramos Medina, enfatizó que el aumento al precio también será un factor que vaticine mayor inflación para la ciudad con el encarecimiento de otros productos de primera necesidad.

“Tijuana ya se mantiene como uno de los tres municipios del país con mayor inflación, por encima de la media nacional, con cifras que rebasan 7%, y un indicador que ha sido constante  es el aumento de la gasolina, para el que la gente no está preparada, porque mientras los precios suben los salarios se mantienen”, advirtió.

[email protected]