Mexicali, BC. Agricultores del Valle de Mexicali exigieron al gobierno de Baja California resolver el problema de abastecimiento de agua para la industria, ya que el servicio escasea y es necesario para no disminuir la producción de las agroempresas del estado.

El líder estatal de la Confederación Nacional Campesina, Rigoberto Campos, dijo que “la única propuesta para el estado ha sido plantear la construcción de una desaladora para la distribución del líquido, a pesar de que existen otras opciones que tienen un menor costo tanto para las rancherías como para la población en general”.

Advirtió que actualmente en Mexicali existe una batalla para defender el agua, ya que pese a la escasez, el gobierno del estado aprobó la instalación de una planta cervecera que habría de requerir grandes cantidades de agua para su producción.

El problema, dijo Campos, es que tanto el estado como la compañía no han reconocido que la cantidad de agua que van a utilizar tenga un impacto en la repartición del recursos para otros sectores como el de agricultura.

En respuesta, la delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en Baja California informó que apenas la semana pasada tuvo una reunión con agricultores del estado en las oficinas de los Módulos de Riego 14 y 15, situados en el valle de la capital del estado.

En ese encuentro, encabezado por el titular de Sagarpa en la entidad, Guillermo Aldrete, se reunieron y analizaron las alternativas para resolver los problemas que existen sobre el ordenamiento del agua para el sector.

El funcionario explicó que durante el desarrollo de ambas reuniones, tanto los productores como los dirigentes de los módulos de riego, tuvieron la oportunidad de manifestar sus inquietudes y las diversas problemáticas que enfrentan los usuarios de dichas regiones agrícolas.

Los productores solicitaron el apoyo de las autoridades responsables del agua para que se implementen medidas para que no disminuyan los niveles en los canales de riego, particularmente durante los periodos cuando los cultivos están demandando el suministro del líquido para alcanzar un buen desarrollo.

Aunque un grupo de campesinos y agricultores se reunieron con la autoridad estatal, existe otra agrupación de oposición que durante el último año ha encabezado protestas contra la instalación de la planta cervecera, argumentando que tendrá un impacto en la distribución del agua en las agroempresas.