Puebla, Pue. A partir de la tercera semana de junio se retomarán actividades productivas, entre ellas la automotriz y construcción, así como la vida social, pero de manera paulatina, siempre y cuando la cifra de contagios por Covid-19 no siga a la alza, anunció el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Puntualizó que es importante reactivar la economía respetando las medidas de seguridad sanitaria, al puntualizar que en la armadora Volkswagen y Audi tienen altos estándares para ello, pero le preocupa cómo se comparta el entorno social.

“Con base en un semáforo se indicará el nivel de dispersión del patógeno y cuya metodología será presentada este miércoles, al cual se deberán apegar los poblanos”, dijo.

Aseveró que en las próximas cuatro semanas, Puebla estará entrando a una etapa álgida de contagios por Covid-19, debido a la dispersión que habrá del virus y que se manifestado en pasar de 80 casos positivos diarios a más de 140.

Lamentó que haya empresas, sin decir nombres, amagando retomar actividades el 1 junio pese al decreto que emitió el viernes pasado, donde dejaba en claro que no existían las condiciones epidemiológicas sobre todo para que la industria automotriz y el sector de la construcción salieran de su desconfinamiento, autorizado por la Federación.

Importancia del automotriz 

No obstante, admitió estar consciente de lo que representa la industria automotriz para Puebla, encabezada por las dos plantas alemanas, las cuales entendieron la situación de parar de manera temporal.

Barbosa Huerta pidió a la ciudadanía colaborar en el tiempo que resta para reiniciar las actividades, para controlar la curva de contagios de coronavirus, al mantener el confinamiento, la sana distancia y respetar el programa “Hoy no circula”.

Sin embargo, no descartó que al término de la segunda semana del mes de junio tampoco existan condiciones sanitarias para retomar las actividades, por lo que el gobierno tiene que prepararse para ver que acciones tomar.

Indicó que al concentrarse la actividad económica en la ciudad y su zona metropolitana, que en este momento son el “foco rojo” de la pandemia, tienen que vigilar que las medidas de prevención se cumplan a canalizar así como generar condiciones de control.

La industria automotriz en Puebla genera 40,000 empleos y el sector de la construcción alrededor de 35,000, sectores que están parados desde el 30 de mayo cuando el gobierno federal emitió su declaratoria de emergencia sanitaria por Covid-19.