Xstrata anunció que su proyecto de cobre Las Bambas en Perú costará 5,200 millones de dólares, manteniendo su estimación del 2012 en momentos en que la minera se prepara para la fusión con Glencore, que verá muchos de sus proyectos de crecimiento bajo escrutinio.

Xstrata es el cuarto mayor productor de cobre del mundo y, entre las mineras diversificadas, tiene la mayor exposición al metal rojo.

El proyecto está en plena fase de construcción, afirmó el grupo con sede en el cantón suizo de Zoug, precisando que 65% de los costos de construcción ya fueron aprobados a fines del año pasado.

El cobre se convertirá en un campo de batalla con Glencore cuando los proyectos mineros sean revisados una vez que la alianza se haya completado.

La operadora de materias primas Glencore favorece la expansión de las operaciones existentes en el prometedor, aunque difícil, cinturón de cobre del Congo, sobre los planes en América Latina, donde las mineras se han enfrentado con retrasos, protestas de las comunidades y costos crecientes.

Los analistas esperan que la revisión de los proyectos del grupo combinado Glencore-Xstrata por la administración entrante, encabezada por el presidente ejecutivo de Glencore, Ivan Glasenberg, podría resultar en recortes de los nuevos proyectos de Xstrata, sobre todo en lugares como Argentina, donde los costos se han disparado y los riesgos políticos son vistos como elevados.

Xstrata aumentó el costo de Las Bambas en más de 20% el año pasado desde los 4,200 millones de dólares a los 5,200 millones de dólares, después de que retrasos en los permisos aplazaron la construcción, y se apegó a ese cálculo a pesar de que algunos analistas habían señalado el riesgo de sufrir más retrasos costosos, debido a la agitación de las comunidades en Perú.

La mina de cobre de Las Bambas, en el norte de Perú, estará operando a finales del 2014, con una intensidad de capital de 13,000 dólares por tonelada anual, en el extremo mediano e inferior del espectro. Xstrata pronostica una producción anual de 400,000 toneladas al menos en los cinco primeros años a partir de 2015.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica