La investigación sobre Wirecard se amplía, con cuatro de sus directivos en el punto de mira. La Policía alemana entró la mañana de este miércoles a la sede de la empresa y en otras cuatros instalaciones en busca de pruebas sobre su fraude contable. Wirecard frena hoy las subidas del 347% logradas en las dos sesiones anteriores ante el interés generado por sus activos.

Los inversores más tolerantes con el riesgo que decidieron en las dos últimas jornadas tomar posiciones en Wirecard en busca de un rebote bursátil se encuentran con un nuevo obstáculo.

La Fiscalía alemana ha ampliado la investigación abierta contra Wirecard a cuatro de los directivos de la firma. Además de su exconsejero delegado, Markus Braus, detenido la semana pasada, y de Jan Marsalek, exdirector de operaciones, la investigación incluye a dos miembros del consejo de administración: Alexander von Knoop y Susanne Steidl.

En el marcado de esta investigación, la Fiscalía ha realizado hoy una redada en la sede de Wirecard y en otras cuatro propiedades de la empresa de tecnologías de pago, con el objetivo de recabar nuevas pruebas sobre el fraude contable de 1,900 millones detectados en sus últimas cuentas. Fuentes judiciales informan a Reuters que en la investigación han participado 33 agentes de la Policía alemana.

El fraude de Wirecard ha empañado la imagen de los supervisores alemanes, en medio de las críticas por su falta de respuesta ante las anomalías contables denunciadas desde hace más de un año en una de las empresas tecnológicas cotizadas más valoradas en Bolsa tanto en Alemania como en el conjunto de Europa.

Freno al rally en Bolsa

Las informaciones sobe la redada llevada a cabo en la sede de Wirecard y la ampliación de la investigación contra la compañía frena la oleada de compras activada en las dos sesiones anteriores por parte de los inversores con un perfil más especulativo.

Las acciones de Wirecard se habían derrumbado un 98% en tiempo récord, en siete sesiones, desde que el auditor alertó de un agujero contable de 1,900 millones hasta que la empresa de declaró en en insolvencia.

La caída libre de Wirecard en la Bolsa de Fráncfort dio paso a un rally vertiginoso al inicio de la semana. El pasado lunes se disparó 154%, al calor del interés del capital riesgo y de la francesa Worldline en sus activos, y ante la decisión de la empresa alemana de mantener su actividad.

El rally del 154% del pasado lunes tuvo continuidad en la sesión de ayer con una subida adicional del 75 por ciento.

La remontada continuaba en la preapertura de la sesión de hoy, con avances adicionales de hasta el 30%. Pero las noticias de la redada policial durante la paralización de la Bolsa de Fráncort por problemas técnicos han provocado que en su regreso aun regreso bajista a la negociación.

Las acciones de Wirecard registran hoy caídas superiores al 10%, después de encadenar un rally en dos días del 347 por ciento.