Durante el mes de noviembre del año pasado, el indicador que mide las ventas al por menor reportó un crecimiento anual de 1.8%, comparado con el mismo periodo del 2018, este resultado representa una aceleración de 1.4 puntos porcentuales frente al nivel anunciado en octubre, de acuerdo con cifras desestacionalizadas divulgadas este lunes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El indicador hila once meses al alza. Para un undécimo mes, representó el resultado más débil desde el 2017 cuando reportó una contracción de 2.1 por ciento.

Cuatro de los nueve componentes mostraron resultados positivos; no obstante, sólo el componente de vehículos de motor, refacciones, combustibles y lubricantes mostró una aceleración de 4.4 puntos porcentuales con respecto al mes inmediato anterior.

Las ventas exclusivamente a través de Internet, y catálogos impresos, televisión y similares reportaron un aumento de 26.5%, su nivel más bajo desde el 2015 cuando reportó un aumento de apenas 7.5%; mientras que las correspondientes a las tiendas de autoservicio y departamentales presentaron un incremento de 4.9%, frente el mismo lapso del 2018, una desaceleración de 0.7 puntos porcentuales comparado con el mes de octubre.

En su comparación mensual, el índice de ventas al por menor reportó un crecimiento de 1.7%, resultado mejor al estimado por los analistas (1.0%), representa el mayor avance del año pasado considerando el retroceso de 2.3% mostrado en el mes de septiembre.

Seis de los nueve componentes presentaron resultados positivos, en el que destacó el avance de 3.9% en vehículos de motor, refacciones, combustibles y lubricante y las ventas exclusivas por internet con un crecimiento de 5.3%, ambos de manera mensual.

“Las ventas de las tiendas de la ANTAD también contribuyeron de manera importante a la tendencia, pues avanzaron en 1.60% m/m en función de buenos resultados durante la campaña de El Buen Fin”, explicó Marcos Arias Novelo, analista económico en Monex.

Hacia los próximos meses, el especialista mencionó que el escenario de las ventas se mantiene conservador ya que, aunque podría beneficiarse por las menores tasas de interés, éstas pueden verse impactadas por las actualizaciones de precios de que han dado en enero.