“¡Es otro AMLO!”, espetaron entusiastas y sorprendidos los grandes empresarios del país.

Después de la primera reunión de Andrés Manuel López Obrador con el pleno del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), inicia una nueva etapa aderezada de “amor y paz”; “le damos nuestro voto de confianza para dirigir el país, estamos dispuestos a invertir y trabajar en unidad para lograr crecimiento económico”, coincidieron.

Claudio X. González, presidente del Consejo de Administración de Kimberly Clark y quien fuera dirigente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) hace 12 años —cuando por primera ocasión Andrés Manuel López Obrador participó como candidato a la Presidencia de México—, dijo que atrás quedaron las diferencias y descalificaciones, como cuando el candidato morenista los tachó de “minoría rapaz”.

“Salimos muy entusiasmados, con energía para hacer lo que tenemos que hacer, y todos tenemos que poner de nuestra parte para hacer de México un país próspero”, expresó González Laporte.

Durante una reunión privada celebrada en un hotel de la zona poniente de la capital, el tiempo transcurrió entre aplausos, sonrisas y selfies que sumó un periodo de casi tres horas. No hubo ni un solo reproche, sino reconocimientos y ovaciones por los mensajes que dejó el tabasqueño.

“Será una relación positiva, propositiva y de mucho involucramiento de los programas, no sólo los sociales. Nunca ha habido miedo. Lo que hay ahora es una oportunidad de detonar desarrollo en el país”, afirmó Carlos Slim Domit, presidente del Consejo de Administración de Grupo Carso, Telmex y América Móvil.

A su salida y corriendo, Alejandro Ramírez, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y director general de Cinépolis, afirmó que AMLO “nos da confianza y certidumbre”. El candidato ganador fue “respetuoso, conciliador y generó confianza”.

Para las empresas globales, representadas por Frederick García, el encuentro fue “excelente, con mensajes interesantes, positivos, y existe el compromiso de reunirnos cada tres meses para que podamos progresar en los temas de la agenda política, económica y social”.

Claudio X. González dijo que el presidente electo asumió la responsabilidad de mantener la disciplina fiscal y financiera del país para generar confianza a los inversionistas, “dice (AMLO) que no gastará más de lo que tiene. Eso genera confianza”.

Alberto Núñez Esteva, expresidente de la Coparmex y quien delató a López Obrador por no conocer su propio libro Nuevo proyecto alternativo de nación en el 2012, opinó: “hay dos López Obradores, el de antes de que tomara esta responsabilidad y el que ahora está como presidente electo. Son dos personalidades diferentes. Lo veo con muy buenos ojos y me ha causado muy buena impresión.

“Nos congratulamos de que tendremos un presidente conciliador y que lucha por los pobres, ¡qué bueno!, pero (también) ve que el sector empresarial es un instrumento indispensable para la lucha contra la pobreza”, acotó.

“Nos ofreció estabilidad, y si eso pasa, entonces la banca será un gran motor de desarrollo para el país, estamos muy contentos”, afirmó Marcos Martínez, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Coinciden con López Obrador en elevar el salario mínimo

Andrés Manuel López Obrador, candidato ganador de las pasadas elecciones presidenciales, instruyó a su equipo encargado de la política laboral y económica a trabajar de la mano del sector patronal para elevar el salario mínimo de los trabajadores, acorde a Línea del Bienestar que difunde el Consejo Nacional de Valuación de la Política de Desarrollo Social, informó Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En entrevista, el empresario sostuvo que existen las condiciones para que este mismo año se pueda lograr un consenso de mejorar el salario de los trabajadores.

Durante su campaña, el candidato ganador a la Presidencia de México propuso incrementar el salario mínimo a 98 pesos diarios de 88 pesos que se pagan a los trabajadores en el país. Dijo que si votaban por él, mejoraría el salario a 176 pesos a lo largo de su gobierno.

Al reunirse el pleno del CCE con el presidente electo, se trató ampliamente el tema de los salarios, comentó Gustavo de Hoyos. “Es un tema de la Coparmex y en las próximas semanas se trabajará con las personas que ha designado con su equipo de área económica y laboral. Así lo haremos próximamente”, acotó.

La postura de Coparmex es que se pueda tomar la decisión en las próximas semanas y que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos trate y suba este tema entre sus discusiones y que mejore el salario.

De Hoyos consideró, incluso, que es posible que antes de que llegue el nuevo gobierno a la toma de poder (en diciembre), el grupo tripartita (autoridad, sindicatos y empresas) dé el paso para que los trabajadores con los salarios nuevos tengan un nivel competitivo.

[email protected]