Si bien, el gobierno recibió ofertas técnicas por 1.6 veces su demanda de compra de 103 licitantes en la primera subasta de energía de largo plazo para el suministro básico, éstas fueron elaboradas por la industria antes de la publicación de los precios máximos solicitados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que la subasta podría quedar desierta o con muy pocos participantes y ofertas económicamente inviables, con un destino similar a la primera convocatoria de la Ronda Uno de hidrocarburos, afirmaron especialistas.

Javier Romero, secretario de asuntos industriales de la Asociación Nacional de Energía Solar y director de la Asociación Mexicana de Fabricantes de Equipos Fotovoltaicos, explicó a El Economista que será hasta la presentación de ofertas económicas, el 28 de marzo, cuando realmente se conocerá la participación en esta primera subasta reversible para adquisición de 500 megawatts de potencia y energía 6.3 millones de megawatts-hora y certificados de energía limpia (CEL) por el suministrador básico. Entonces se observará que los precios bajos fijados por el gobierno, que son en promedio de 70 dólares por megawatt para nuevos proyectos en potencia cuando el costo nivelado de las renovables es de 90 dólares en promedio dejan muy poco margen de maniobra a los licitantes, que irían a segundo proceso.

Además, el propio Centro Nacional de Control de Energía anunció ya una segunda convocatoria para otra subasta similar en el segundo trimestre del año, en la cual añadirán las lecciones aprendidas de este primer proceso en el que fijaron precios demasiado bajos con el fin de transmitir los ahorros al consumidor, tal como se expresa en la reforma energética, pero sin considerar las necesidades de la industria.

Sin embargo, las siguientes subastas ponen en riesgo la participación de grandes proyectos particularmente eólicos y geotérmicos, ya que los proyectos de plantas que resulten ganadores deberán estar concluidos antes del 2019 y los tiempos de ejecución para estas tecnologías son mayores, afirmó.

Primera subasta, una lección

Jesús Serrano, comisionado de la Comisión Reguladora de Energía, detalló que la subasta considera en capacidad instalada 2,100 megawatts eólicos o 3,700 megawatts solares a un factor de planta, o eficiencia promedio de 25 por ciento.

Siempre la primera experiencia sirve más como una lección , dijo el comisionado.

Subsidios de la CFE a tarifas eléctricas limitan competencia: industriales

El subsidio para las tarifas aplicable al consumo de energía eléctrica que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) recibirá para este año es de 30,000 millones de pesos, y si bien se ha reducido en comparación con los más de 100,000 millones de los últimos años, seguirá obstruyendo la competencia al poner a terceros en una condición desigual, dijeron miembros de la industria, rumbo a la maduración del mercado de corto plazo y la adjudicación de la primera subasta para compra de energía del suministro básico.

De un año a otro, la tarifa HM industrial se redujo en 30%, explicaron representantes de la industria y el argumento del gobierno fue la reducción del precio del gas. Pero el precio del gas cayó 12% en el mismo periodo, por lo que la reducción tarifaria se debe al subsidio que otorga el gobierno a la empresa productiva, que en estas condiciones vuelve poco atractivo que los grandes consumidores busquen suministrarse en el mercado, donde los generadores pueden competir con sus propios precios y costos con la CFE.

El subsecretario de Electricidad de la Sener, César Emiliano Hernández Ochoa,, explicó que las tarifas cayeron también porque la CFE ha reducido su consumo de combustóleo, utilizando más gas cuyo precio es 2.5 veces menor, ya que se derogó la obligación legal de consumir los combustibles producidos por Petróleos Mexicanos.

El subsecretario aceptó que en buena medida bajaron las tarifas por la decisión de política pública de mantener una fórmula que transfiriera los ahorros a los consumidores, debido a las promesas de la reforma energética, a pesar de que la CFE tiene obligaciones de más de 50,000 millones de pesos anuales en pensiones y arrastró una pérdida financiera hasta el tercer trimestre de 74,000 millones de pesos.

[email protected]