Las tienditas son una tradición que pervive en los barrios de México. Forman parte de la cultura popular que predomina en esos espacios. Son un eslabón esencial de comercio y socialización que refuerza el sentido de identidad y de comunidad de la población.

Andrés Arias es dueño de la Tiendita Getsemani, es ejemplo del funcionamiento de Las Tienditas. Él asegura que en su infancia era el mandadero de los vecinos en el edifico Yucatán, donde creció. Todos me gritaban andresito. Confiesa que siempre le ha gustado el negocio de la atención al público.

Las 700,000 tienditas que hay en esos barrios de nuestro país están en riesgo de desaparecer, porque, así como la pandemia generada por el Coronavirus Covid-19 ha cobrado la vida de más de 47,000 personas, también las amenazas de muertes, porque este virus letal no solo ha impactado la salud de las personas, también su economía: genera miedo entre la población.

 

Si lo anterior ocurriera dejaría sin empleo a los 700,000 tenderos, pero también a quienes depende de él: 1,750,000 personas.

 

Luis Inchaustegui, director del Instituto de Investigaciones Sociales, advierte que la pandemia, el confinamiento… le pega al principal valor de la tiendita de abarrotes: la cercanía, ya que “las Tienditas de abarrotes están en todos lados y se hacen al folklor del lugar donde están asentadas. Son el lugar de compra más próximo de las familias de México. Son la casa de junto o el vecino de enfrente”.

Con Las Tienditas moriría el comercio de retail, un segmento de mercado que aporta ingresos a los 700,000 tenderos y a sus hogares. Para evitarlo, empresas de esta industria crearon el movimiento #MiTiendaSegura, con el cual promueven a los pequeños comercios de barrio y dan confianza y seguridad a los pequeños tenderos con el fin de que mantengan abierta su tiendita durante la contingencia.

A este movimiento #MiTiendaSegura se han sumado la Industria Mexicana de Coca-Cola, Concanaco, Pepsico, Pedigree, Kellogg’s, Mondelez, Herdez, McCormick, Colgate y Grupo Modelo”, quienes de la mano de la Coparmex y la Concanaco ayudan a los pequeños comerciantes a superar el contexto actual que ha generado la pandemia.

 

#MiTiendaSegura es así una iniciativa que impacta de manera positiva a más de tres millones de mexicanos y que evita que cerca del 15% de este tipo de negocios cierre.

Asegurar que el comercio de retail no se detenga, que los 700,000 tenderos no mueran por la pandemia y conserven un medio de vida e ingresos, y que los vecinos acudan sin miedo a contagiarse a realizar compras a Las Tienditas, es la invitación del movimiento #MiTiendaSegura. Saldremos adelante: ¡Vayamos a nuestra tiendita del barrio!