El valor de las importaciones de gasolinas durante el primer semestre de 2020 tuvo una reducción de 37% en comparación con el 2019, para ubicarse en 5,337 millones de dólares, que es el menor monto que se ha erogado por este concepto desde el 2016, reportó el Banco de México (Banxico).  

Así, por segunda ocasión para el primer semestre de 2020 se observó una reducción en el valor de las compras externas, aunque la del 2019 fue de sólo 4% en comparación con el año anterior. Los dos años anteriores, los egresos por importaciones de gasolinas habían aumentado 37% en cada ejercicio.

A pesar de que la presente administración sostiene la política de reducir estas importaciones, fueron las condiciones del mercado las que propiciaron estas bajas. De esta forma, los factores que influyeron en esta caída del valor de las importaciones de gasolinas fueron en primer término la caída de 38% en los precios spot de la gasolina regular –que es usada por 85% de los automovilistas en el país– y cuyo precio en el primer semestre del 2020 fue de 1.06 dólares por galón en promedio, el más bajo por lo menos en la última década gracias a la caída en el precio del petróleo por la pugna de sobreoferta que sostuvieron Rusia y Arabia durante marzo y abril. Cabe recordar que el dólar se apreció 13% en un año para llegar a una paridad de 21.7 pesos por dólar en la primera mitad del 2020.

Por otro lado, por la reducción de la demanda de los consumidores derivada de las restricciones de movilidad por la pandemia de Covid-19, el volumen total de importación de gasolinas en el país cayó 22% de un año a otro, ubicándose en 479,769 barriles diarios en promedio durante este primer semestre, según el Sistema de Información Energética de la Secretaría de Energía.

Así, el valor de las importaciones de gasolinas fue la tercera parte del total de las importaciones petroleras en esta primera mitad del año, que sumaron 15,725 millones de dólares, con su respectiva reducción de 36% en un año. Esto contrasta con la reducción de 4.1% anual de este desembolso que se registró en la primera mitad del 2019. El volumen de importaciones de todos los derivados hidrocarburos disminuyó en 22%, promediando 934,678 barriles por día de enero a junio de 2020.  

Otros combustibles

En lo que respecta a otros combustibles, el valor de las importaciones de diésel se redujo en 44% en contraste con el 6.9% del año anterior, con lo que este año se han acumulado compras por 2,366 millones de dólares por este combustible. 

Otros derivados del petróleo, como el combustóleo utilizado principalmente por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para generación de energía termoeléctrica, disminuyó el valor de sus importaciones en nada menos que 82% de un año a otro, para acumular 105.5 millones de dólares en la primera mitad del 2020.   

El valor de las compras externas de turbosina en la primera mitad de 2020 sumó a su vez 501.5 millones de dólares, con una reducción de 45% en comparación con el mismo periodo del 2019. En tanto, las erogaciones por importación de gas LP cayeron en 26% para ubicarse en 897 millones de dólares en este periodo.  

Las importaciones de gas natural –cuyo precio spot en el mercado estadounidense sigue por debajo de la media internacional– tuvieron una caída en valor de 37% para ubicarse en 2,088 millones de dólares durante la primera mitad del año.

Mejora balanza comercial

Gracias a las caídas en precios y demanda, por primera vez desde el 2015 se redujo en 28% el saldo comercial entre importaciones y exportaciones petroleras del país, en comparación con el primer semestre del año pasado, con lo que entre enero y junio de 2020 el país acumuló un saldo negativo de 7,680 millones de dólares. Así, la balanza comercial petrolera mexicana se mantuvo negativa por sexto año consecutivo.  

Lo anterior gracias a que el valor de las exportaciones de crudo también se redujo en 45% para ubicarse en 6,680 millones de dólares, en contraste con la reducción de 8% que mostró en la primera mitad del 2019 en comparación con el año anterior.  

El valor de las exportaciones de crudo es el más bajo por lo menos de la última década, ya que el precio de la mezcla mexicana tocó incluso negativos durante algunas horas del mes de abril y cayó en 45% de un año a otro, para ubicarse en 31.8 dólares por barril durante la primera mitad del 2020.  

Cabe señalar que el volumen de estas exportaciones se mantuvo prácticamente igual que el del año pasado en el primer semestre del 2020, en que promedió 1.142 millones de barriles diarios, lo que implicó una reducción de apenas 0.6% en relación con el 2019.

[email protected]

kg