Urgen cambios legales para detonar el desarrollo de infraestructura en el país, coincidieron representantes del sector.

Explicaron que las adecuaciones constitucionales deben hacerse a nivel estatal para que se permita a privados desarrollar, operar y administrar obras.

Jaime Elizondo, presidente de Cemex México, explicó que a través de las Asociaciones Público-Privadas se ayudaría a reducir el rezago en infraestructura y conectividad que tiene el país.

La inyección de capital privado no sólo sirve para crear carreteras, también se construyen escuelas, hospitales, plantas de tratamiento de agua y ayuda a que la infraestructura se realice más rápido sin comprometer las finanzas del gobierno, ya sea federal, estatal o municipal , sostuvo.

Elizondo mencionó que han existido avances a nivel estatal para que se permita la inversión de privados en el desarrollo de obras, tal es el caso de los 1,500 millones de pesos que invertirán para desarrollar 10 carreteras en Durango que ayudarán a mejorar la conectvidad de la zona de La Laguna.

Aprovechar condiciones

Por su parte, Hugo García, director de Asesoría de la Práctica de Infraestructura de KPMG en México, resaltó que es necesario aprovechar las condiciones actuales de los mercados para hacer ajustes legales, principalmente a nivel estatal, para detonar los proyectos.

Las autoridades estatales mexicanas pueden aprovechar la situación económica actual para hacer las reformas constitucionales o legales pertinentes, de tal suerte que esas entidades puedan adoptar las figuras de las asociaciones público-privadas, en especial los Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) , dijo.

El asesor explicó que aproximadamente sólo la mitad de los estados han hecho reformas constitucionales y legales integrales pertinentes a los PPS en donde el Distrito Federal, el Estado de México y Oaxaca son los principales estados que han realizado obras a través de estos mecanismos.

Aunque la economía mexicana se encuentra entre las 20 más grandes del mundo, la competitividad de la infraestructura de nuestro país se encuentra ubicada por debajo del lugar 60 en el mundo, incluso abajo de varios países de América Latina. Lo anterior sugiere la necesidad que tiene México de canalizar más recursos a la infraestructura , destacó Hugo García.

Manuel Espejo, director financiero de Promotora de Desarrollo de Ingeniería (PDI), comentó que el tener mejores condiciones legales ocasionaría tener una mejor infraestructura, la cual atraería negocios, empleo e ingresos fiscales que de ella se derivan.

[email protected]