Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se disponen a respaldar a España en la pugna comercial que el presidente de Estados Unidos  (EU), Donald Trump, ha abierto contra la aceituna negra española.

"La UE debe responder a todas las acciones de una clara naturaleza proteccionista, incluidas las que cuestionan la Política Agraria Común", asegura el último borrador de conclusiones de la cumbre de líderes que se celebra este jueves y viernes en Bruselas. Esta frase, que no aparecía en anteriores borradores, se encuentra en el mismo párrafo en el que la Unión Europea (UE) carga contra las medidas proteccionistas del presidente americano.

La Administración Trump anunció ya su intención de aplicar un arancel de 35% a las exportaciones de aceituna negra española para compensar lo que considera una subvención injusta por parte de la UE. En la Comisión Europea y ahora en el Consejo Europeo temen que la misma lógica que ha llevado a EU a gravar la aceituna española pueda cuestionar todas las exportaciones agrícolas europeas que se beneficien de la PAC, que son la mayoría.

Fuentes de la delegación española aseguraron a Expansión que el tema de los aranceles a la aceituna negra es una prioridad para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que han estado presionando para que este hecho se viera recogido de algún modo en las conclusiones. Fuentes comunitarias confirman que la frase se ha incluido a petición de España.

En el 2017 la UE exportó al mercado estadounidense 21,961 millones de euros en productos agrícolas, 5.8% más que el año anterior y casi el doble de los 11,002 millones de euros en productos de esta misma categoría que importó desde EU.

Esta polémica llega en el peor momento para las relaciones comerciales entre Washington y Bruselas. A comienzos de mes, el presidente Trump dinamitó el comunicado conjunto del G7 (EU, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá) por las diferencias con sus socios. Trump aprobó recientemente un arancel de 25% al acero extranjero amparándose en cuestiones de seguridad nacional que afecta directamente a sus aliados y estos ya han empezado a aplicar represalias comerciales equivalentes. Ahora amenaza con hacer lo mismo con los vehículos europeos.