Uber ofreció este lunes comprar la aplicación de reparto de comida a domicilio Postmates por 2,650 millones de dólares en un acuerdo estructurado al 100% en acciones que le dará mayor presencia en el negocio de reparto de comida en un momento de auge del sector por los confinamientos para evitar contagios de coronavirus Covid-19.

Uber, presionado por un negocio principal de transporte que está sufriendo por la pandemia, ofrece una prima de alrededor del 10% sobre la última valoración de Postmates, de 2,400 millones de dólares. En septiembre, Postmates recaudó 225 millones de dólares en una ronda de financiación entre invesores privados.

Uber calcula que emitirá unos 84 millones de acciones ordinarias para financiar la compra de Postmates, dijo la compañía en un comunicado.

Los consejos de ambas empresas han aprobado la transacción, y accionistas que representan la mayoría de las acciones en circulación de Postmates se han comprometido a dar luz verde a la operación, añadió la tecnológica estadounidense.

Uber proyecta que las dos aplicaciones sigan funcionando de forma separada, ya que son actividades complementarias, con zonas geográficas diferentes y clientelas específicas.

Esta transacción todavía debe recibir el visto bueno de las autoridades estadounidenses, especialmente del regulador de la competencia, pero ambas empresas esperan concluir el trato en el primer trimestre de 2021.

Postmates opera en 4,200 ciudades de Estados Unidos repartiendo comida y otros productos de restaurantes y tiendas a domicilio.

Fundada en 2011 y con sede en San Francisco, Postmates tenía una cuota del 8% del mercado de reparto de comida a domicilio en mayo, con DoorDash a la cabeza con el 44% del mercado, según la consultora Second Measure.

Uber pugnó también por Grubhub a través de su filial Uber Eats, pero renunció después de que Just Eat Takeaway rubricase el mes pasado un acuerdo para comprar la empresa estadounidense por 7,300 millones de dólares. 

(Con información de AFP)