Latam Airlines sigue sintiendo los efectos del coronavirus en sus operaciones. La aerolínea informó al mercado que en junio transportó 273,000 pasajeros, lo que es una baja de 95.1% respecto de los 5.5 millones transportados durante el mismo mes del 2019.

Con esto, y gracias a los primeros meses del año, periodo en el que la pandemia aún no golpeaba a la industria aérea, los pasajeros transportados en el primer semestre llegaron a 18.2 millones, lo que es una caída de 47.8 por ciento. El análisis que hizo el CFO de Latam, Ramiro Alfonsín, en la Corte de Estados Unidos durante el proceso de reorganización financiera que lleva la aerolínea en esa jurisdicción, apunta a que los índices de la aerolínea serán críticos a partir de agosto.

El ejecutivo estimó que era fundamental acceder a los recursos que proporciona el Debtor In Posession (DIP) durante julio, y así evitar la interrupción del funcionamiento de la línea aérea, ya que de lo contrario “operará por debajo del mínimo de liquidez que necesita para echar a andar el negocio”.

Antes de la pandemia el grupo aéreo tenía más de 300 aviones en su flota y era líder en América Latina, con una red que ofrecía servicios a 145 destinos en 26 países, incluidos seis mercados nacionales en América del Sur: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, además de operaciones internacionales en América Latina, Europa, EU, el Caribe, Oceanía, África y Asia.

Aunado a esto, la aerolínea recibió una rotunda oposición en el contexto de su reorganización. Y es que a través de una serie de documentos publicados en su causa por Scotiabank, Banco Estado y Knighthead Capital Management, los acreedores objetaron el financiamiento por medio del DIP.

Scotiabank Chile, acreedor de la firma por una deuda sin garantía, señaló que si bien no se oponía a que Latam busque financiamiento del DIP, “como acreedor general no garantizado de la controladora, estamos preocupado por la función de conversión de capital de los Préstamos Insider Tranche C”.

Knighthead Capital Management también realizó un análisis similar y señaló que la propuesta de financiamiento de Latam debía ser denegada.