Como resultado de las negociaciones con el gobierno Federal, la Central FSTSE y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, obtuvieron un incremento de 5.4% promedio ponderado, consistente en salario base y la suma de prestaciones económicas para los trabajadores de la rama médica, paramédica y grupos afines.

Así lo señaló el líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado, Joel Ayala Almeida quien dijo que el incremento será retroactivo al 1 de mayo de este año, como parte de la actualización salarial que beneficiará a los trabajadores del sector salud, bajo la fórmula estratégica de beneficiar con un mayor porcentaje a los trabajadores de menores percepciones.

Ayala Almeida indicó que las prestaciones como “ayuda para despensa”, “ayuda por servicios” y “previsión social múltiple”, se verán beneficiadas en apoyo a la economía de los Trabajadores al Servicio del Estado. 

Respecto a los estímulos económicos de fin de año conocidos como “vales de despensa”, aclaró que el incremento se dará a conocer en el mes de noviembre del presente año. 

Con ello, argumentó el dirigente, se valora el esfuerzo del gobierno federal en esta etapa en que no necesariamente se dan las condiciones de equilibrio económico en las finanzas públicas, en una limitante por la contracción económica actual.

Luego de la firma del acuerdo, Ayala Almeida citó: “Expresamos nuestro reconocimiento a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como a las autoridades de la Secretaría de Salud, los funcionarios que acreditan en los hechos su voluntad expresa para alcanzar estos objetivos a través del diálogo permanente,  propositivo en la política de colaboración y coadyuvancia que practica la Central FSTSE y las organizaciones que la conforman, particularmente el Sindicato de Trabajadores de la Salud”.

Comentó que la Central FSTSE seguirá con su convicción social encaminada al fortalecimiento de las Instituciones de la República. Por ello, afirmamos de manera categórica que la relación laboral tiene como premisa fundamental la permanencia en el empleo, haciendo valer en todo momento, en apego a la Ley, la estabilidad laboral con seguridad social integral, garantizando los derechos laborales, así como el respeto pleno a la autonomía sindical.