Alicante, España. Debido a que la Unión Europea es el segundo mercado más importante para la exportación de tequila en el mundo, el sector renovó su registro de marca ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO, por su sigla en inglés).

“El registro como marca europea es una herramienta básica para asegurar que el patrimonio de los titulares de la misma no se vea aprovechad por terceros que no cuenten con ese derecho”, indicó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT), Rodolfo González González.

En el 2018, la industria exportó 20 millones de litros del destilado a los países que conforman la Unión Europea.

“En un mercado de capital importancia como es la Unión Europea —500 millones de consumidores— la protección de la propiedad industrial se vuelve una necesidad prioritaria y esencial”, subrayó el líder de los industriales.

En la sede de EUIPO donde recibió el certificado de la renovación del registro A4867267 que protege desde 2009 al tequila como marca comunitaria en esta región, González destacó que la protección no sólo es para la cadena productiva agave-tequila sino para los consumidores europeos.

“Los consumidores europeos pueden tener mayor seguridad al momento de adquirir y disfrutar de los productos que se comercializan en esta región”, indicó el presidente de la CNIT.

La EUIPO, conocida hasta el 2016 como la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), garantiza, a través de una solicitud única, derechos exclusivos de protección de marcas, dibujos y modelos en toda la Unión Europea.

De acuerdo con cifras del Consejo Regulador del Tequila (CRT), en 2018, el mayor decomiso y destrucción de seudotequila en el extranjero se registró en países de la Unión Europea con 27,460 litros.

Productos falsificados

De acuerdo con EUIPO, en 2016 el comercio internacional de productos falsificados y “pirateados” comercializados a escala mundial ascendió a 460,000 millones de euros. De acuerdo con un informe publicado por EUIPO y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el pasado lunes, el porcentaje de productos falsificados del comercio mundial aumentó de 2.5% en 2013 a 3.3% en 2016.

“Las empresas y negocios más afectados por la falsificación y la piratería siguen teniendo su sede principalmente en países de la OCDE como Estados Unidos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Japón, Corea y Reino Unido”, indicó el jefe de Servicios de Comunicación de EUIPO, Luis Berenguer.

“La falsificación y la piratería constituyen una amenaza capital a la innovación y el crecimiento económico tanto a escala de la UE como mundial. El incremento del porcentaje de productos falsificados y pirateados en el comercio mundial es muy alarmante”, advirtió el director ejecutivo de EUIPO, Christian Archambeau.

Entre los años 2010 y 2017, los países latinoamericanos que más utilizaron el registro de marcas en Europa fueron Brasil y México.

patricia.romo@eleconomista.mx