México se mantiene como una región de bajo riesgo en materia de exploración y producción de hidrocarburos en el mundo tras los ataques perpetrados el fin de semana a la infraestructura petrolera de la nacional árabe Saudi Aramco, por lo que el gobierno mexicano podría aprovechar la coyuntura para lanzar licitaciones petroleras este mismo año, mismas que atraerían el interés de las operadoras globales, consideraron analistas.

El consultor Ramsés Pech explicó que la vulnerabilidad a la que quedó expuesta la industria de Medio Oriente representa una oportunidad que difícilmente se repetirá para otras regiones petroleras globales, particularmente México, donde el potencial de recursos fue reconocido mediante el atractivo que provocaron las licitaciones petroleras que se realizaron durante tres años y que bien deberían reanudarse.

“Será difícil que veamos otra coyuntura de este tipo en este momento y legalmente las licitaciones no están prohibidas, el gobierno podría reflexionar sobre reanudarlas en el corto plazo y atraer a petroleras internacionales para que se asocien con Pemex, que hoy por hoy representa un negocio de bajo riesgo en la comparación global”, dijo.

Arturo Carranza, analista del sector, explicó a su vez que, de haberse dado esta crisis hace una década, los precios del petróleo se habrían elevado mucho más, dada la concentración de la producción en Medio Oriente. Pero hoy se ha diversificado el panorama y actores como los que componen las cuencas marinas africanas o la región latinoamericana, particularmente Brasil, Perú, Colombia y México, pueden jugar papeles determinantes que el uso de nuevas tecnologías permitirán para cuencas no convencionales.

“Esta coyuntura nos permite reflexionar sobre el papel que debe jugar el país en materia de precios internacionales, porque con una producción de 3 millones de barriles al día ya lo hemos jugado y el potencial de recursos, particularmente shale, está ahí en espera de inversiones”, aseguró.

Pemex y su plan de negocios

Para Petróleos Mexicanos (Pemex) el aumento de precios imprime certeza en el plan de negocios por las actividades de bajo riesgo que realiza en aguas someras y campos terrestres, porque le otorgará recursos adicionales para ejecutar proyectos que no resultaban rentables en términos comerciales.

A la vez, le otorga la oportunidad de reanudar las asociaciones con empresas que le permitan el acceso a tecnologías avanzadas para cuencas de mayor dificultad. El gobierno podría además retomar los planes de internacionalización de la empresa, que se ha enfocado únicamente en los retos de la industria nacional, cuando podría explorar oportunidades en otras latitudes, donde a su vez puede ofrecer experiencia en esquemas de beneficios mutuos, explicó Carranza.

Cabe recordar que a finales del mes pasado la Comisión Nacional de Hidrocarburos reveló que la actividad petrolera en México se lleva a cabo sólo en 24% de la superficie total considerada con potencial, según la revisión del Plan Quinquenal de Licitaciones para Exploración y Extracción de Hidrocarburos 2020-2025, mismo que podría incentivar a que la Secretaría de Energía reanude las licitaciones para que empresas privadas obtengan contratos en el país.

La Secretaría de Energía sugirió ampliar cinco áreas y la incorporación de ocho bloques nuevos, cuatro en aguas someras y cuatro de recursos no convencionales en tierra, para componerse de un total de 471 áreas que podrían licitarse en cinco años si el gobierno reanuda los procesos licitatorios.

“Abasto está garantizado”

Descarta AMLO alza en precios de energéticos en el país

El presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que no subirá el precio de los hidrocarburos en nuestro país, a pesar del ataque en las refinerías de Arabia Saudita.

“Con este atentado en las plantas en Arabia Saudita, a pesar de los ajustes en el precio del crudo, al alza, nosotros estamos protegidos. Decirle a los mexicanos que no va a haber variaciones de precios en las gasolinas, que vamos a seguir manteniendo el compromiso de que no aumenten los precios de los combustibles en términos reales, a pesar de esta situación especial en lo externo, en nuestro país vamos a mantener la estabilidad”, aseveró.

Desde Palacio Nacional, el primer mandatario dijo que su gobierno tiene garantizado “el abasto de gasolinas sin ningún problema por importaciones, y también porque ha aumentado la capacidad de refinación de las plantas de Pemex; las seis refinerías están produciendo más que hace nueve meses, no lo que quisiéramos, pero sí hay un aumento en la producción de gasolinas”, expresó.

Informó que se llevaría a cabo una reunión entre funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Petróleos Mexicanos, a fin de analizar esa situación, porque si bien un precio alto del petrolero beneficia a las finanzas del país, también puede provocar afectaciones.

“Va a haber una reunión entre Hacienda y Pemex, porque por un lado nos beneficia el aumento al precio del petróleo crudo que se vende al exterior, pero como somos compradores de gasolinas y de diésel, puede perjudicarnos. Hay que ver cómo está este equilibrio”, expuso.

Por su parte, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield, dijo que el control del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) permitirá al gobierno tener bajo equilibrio el precio de la gasolina.

“Hay un mercado internacional del petróleo, pero a través de la Secretaría de Hacienda y del propio Pemex, sobre todo de Hacienda, tenemos un esquema que ordenó el señor presidente en donde se maneja alzas y bajas en el IEPS y en el subsidio a los combustibles, de manera que prevemos que habrá estabilidad en el mercado”, mencionó.

Por otro lado, López Obrador descartó que tenga la intención de remover como director de Pemex a Octavio Romero. (Jorge Monroy)

[email protected]