Telefónica prevé ejecutar un segundo aumento de capital con cargo a reservas para atender el pago de dividendo en acciones. El grupo español de telecomunicaciones también anunció una reducción de su capital.

La emisión de nuevos títulos se enmarca en el plan de dividendo flexible del grupo ("scrip dividend"), que permite a los accionistas elegir entre el pago en acciones o efectivo.

La operación corresponde al primer tramo de la política de remuneración para 2021 y consiste en un pago de hasta 0.15 euros por acción.

Se prevé que el 1 de diciembre de 2021 sea el comienzo del periodo de negociación de los derechos de asignación gratuita.

Por otra parte, el grupo indicó que va a reducir su capital social mediante la amortización de acciones propias en autocartera que representen aproximadamente el 1.65% del capital social.

Telefónica precisó que este 1.65% incluye el 0.7% anunciado en la comunicación de resultados de enero-junio de 2021.

La recompra y posterior amortización de acciones propias es una forma de retribución a los accionistas alternativa a los dividendos, ya que, al eliminar títulos, los que todavía están en circulación incrementan su valor al recibir una mayor parte de los beneficios.